Cennect with us

Noticias

ZONA APACHE!!! Asaltos y robos a plena luz del día

Publicado

en

iamgen delincuenciaEl Gran Santo Domingo se ha convertido en “zona apache” por el peligro que representa la delincuencia y la criminalidad. La gente está aterrorizada por la enorme cantidad de asaltos y robos a plena luz del día.

Las personas tienen miedo de salir a las calles y también miedo de quedarse en la casa, porque donde quiera están expuestos a los ladrones y asaltantes.

Ya no hay lugares o residenciales seguros, porque se producen asaltos, robos y otros delitos a plena luz del día.

Las denuncias de asaltos y robos cada vez son más preocupantes, porque ocurren en plazas comerciales, en restaurantes y hasta en el cine.

Los asaltos se cuentan por docenas todos los días. Hay denuncias de múltiples asaltos y robos en Naco, El Millón, en el Evaristo Morales, Julieta, Los Cacicazgos, Bella Vista, Urbanización Fernández, Serrallés, Piantini, Los Prados, Arroyo Hondo, Quisqueya, Las Praderas, Real, Zona Colonial, y otros. Ni hablar de las barriadas de la parte alta, donde los robos y asaltos estan a la orden del día. Se puede decir que «son zonas de nadie».

“!Santo Dios, aquí ya no se puede vivir!”, dijo una señora que fue asaltada de manera espectacular cuando se encontraba detenido su vehículo en un tapón en la avenida 27 de Febrero con Abraham Lincoln y un hombre en una motocicleta le toca el cristal de la puerta delantera y ella accede y lo bajo, lo que aprovechó el sujeto para decirle con intimidación y amenaza:  pasame el celular, la cartera, el arete y el anillo, sino te mato.

La mujer, impotente, no tuvo más remedio que entregar todo. Y mientras iba despojándose de sus pertenencias, pudo darse cuenta que personas  a su alrededor se percataron del atraco y no hicieron nada.

Como este caso se producen miles en la Capital, como el de una joven que regresaba en su vehículo de la universidad y un sujeto en plena avenida Anacaona, de gran circulación, aprovechó que el vehículo se detuvo y se le acercó para llevarle una cartera con una computadora portátil.

En medio del forcejeo, decenas de personas cruzaron por el lugar y nadie se detuvo. Lo que aprovechó otro sujeto con un filoso cuchillo para gritarle: ¿La entrega o no la entrega?

Obviamente, la muchacha no tuvo más remedio que entregar su computadora y perder los trabajos finales de la universidad que tenía en ella, que era justamente la razón para resistirse a entregarla.

Antes este tipo de delitos tan frecuente, la gente con razón se siente aterrorizada, con mucho miedo de salir a las calles.

Anteriormente estos casos de robos y asaltos se registraban mayormente en barrios de la parte alta de la ciudad capital, considerados “zonas rojas o peligrosas” , pero en los últimos años la delincuencia ha arropado a todos los sectores.

Ahora mismo, la delincuencia está por dondequiera…

 

Centinue Reading
Publicidad
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados cen *