Cennect with us

Chispas!

NO HABIA DOLIENTES

Publicado

en

salazar

 POR HUMBERTO SALAZAR.-

Hace ya mucho tiempo, en los llamados 12 años de gobierno de Balaguer (1966-1978). la actividad preferida de algunos grupos de los se llamaban así mismo revolucionarios, era agredir, causándoles la muerte en muchos casos, a los miembros de las Fuerzas Armadas y la  Policía Nacional.

Incluso, estas acciones ¨revulúcionarias¨, cuyo único objetivo era despojar del arma de reglamento a estos infelices miembros del pueblo, eran alabadas, como parte de la “lucha” que llevaría al país a un régimen de izquierdas y a estos asesinatos a mansalva se les llamaban actividades de guerra revolucionaria..

Es más, en esa época, era común que los policías y militares que vivían en los barrios, se quitaran los uniformes y los llevaran en bolsas de colmados cuando se dirigían a sus casas, como forma de evitar ser ubicados y blanco fácil de estos delincuentes justificados por una lucha ideológica mal entendida.

De estos héroes anónimos nadie se acuerda, nadie les hizo un monumento, ni permanecen en la memoria colectiva como víctimas causales de una parte de los frentes ideológicos que existían en esos años terribles.

Sus dolientes, se limitaban a  familiares, dejando miles de viudas y huérfanos, que están olvidados de la memoria popular.

PARECE QUE SI HAY DOLIENTES

En estos días se han producido asesinatos, de miembros oficiales de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, que aparentan ser, un desafío del crimen organizado en contra de las instituciones armadas.

De los últimos hechos, destacan la muerte del teniente Manuel De Jesús Sosa Jiménez, de la Fuerza Aérea Dominicana, muerto de un disparo frente a sus hijas de 16 y 17 años en el Barrio Mejoramiento Social de la capital.

Así como también, la muerte de la teniente Suleica Ponciano Solano, quien fue asesinada en el Barrio El Tamarindo, a cuyo velatorio asistió el presidente Danilo Medina, que se vio anímicamente muy afectado por esta muerte.

Es muy extraño, que cuando la ola de delincuencia que afecta al país está siendo enfrentada por patrullas mixtas, donde es notoria la presencia de militares, se produzcan estos crímenes contra infelices hijos del pueblo, cuyo único delito, a los ojos del crimen organizado, es poseer un uniforme y un arma de reglamento, provista para defender la soberanía nacional y en casos excepcionales, como este, el orden público.

La reacción del Ministro de la Fuerzas Armadas no se ha hecho esperar, parece que al fin hay dolientes de estos muertos, y dice que van a responder en forma contundente estas agresiones.

Sólo queremos recordar,  por mucho que nos duelan estas situaciones de violencia en contra de miembros de las Fuerzas Armadas, que vivimos bajo un régimen de derecho, dónde lo que impera no es la ley del mas fuerte sino el peso de los códigos y las salas de los tribunales, mucho cuidado con incentivar una lucha armada en nuestras calles entre los miembros de las Fuerzas Armadas y los delincuentes organizados.

En ese caso, el remedio podría ser peor que le enfermedad, sólo tenemos que remitirnos a los resultados del uso de la fuerza por parte del gobierno de Felipe Calderón en México y su negativos resultados.

QUE LA HAGAN EN ALTOS DE CHAVON

El problema de los grupos enfrentados dentro del partido rebulú-cionario dominicano (PRD), se agudiza todos los días, y si las declaraciones de prensa son ciertas, lo que nos espera en la próxima reunión del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de ese partido, es un espectáculo parecido al del pasado mes de enero.

Ante la convocatoria de parte de Miguel Vargas, presidente del PRD, y con la autoridad para hacerlo, el ex presidente Hipólito Mejía responde que asistirá, no importa donde se realice dicha reunión.

Esta declaración de Hipólito, es un desafío a la sentencia del Tribunal Superior Electoral, que ratificó su expulsión del PRD, por lo tanto no es miembro de ese organismo y no tiene invitación a esa fiesta.

Pero también, es un llamado a los grupos beligerantes, usando correctamente el término guerrerista, a que se produzcan acontecimientos violentos, con disparos, trompadas, invasión de locales y presencia de generales activos, como Díaz Morfa, en un pleito de un partido político y muchos etcéteras mas.

El problema principal para que esa reunión se efectúe, es el local donde deberá ser convocada, porque la última se hizo famosa por la destrucción masiva de las sillas de plástico que iban a servir para acomodar a los asistentes, que suman alrededor de 2 500 personas.

Les sugerimos, que por no existir sillas, sino que los asistentes a dicho anfiteatro tienen que llevar sus cojines para soportar en sus glúteos la dureza del cemento de sus asientos, que realicen esa reunión en el anfiteatro de Altos de Chavón, por lo menos es seguro que la guerra de las sillas no ocurrirá.

SE LE ACABO EL LIBRETO

Con la decisión leía en el día de ayer en la Sala del Primer Juzgado de Instrucción del Distrito Nacional, donde se ordena el archivo definitivo de la denuncia presentada por Mario Moreno (el Cantinflas dominicano), en contra del Funglode y Leonel Fernández, se termina el libreto escrito por este y los abogados pepeachistas que lo acompañaron.

Este intento burdo de confundir las donaciones a una fundación sin fines de lucro, como Funglode, con un intento de lavado de activos, era tan descabellada que no constituyó nunca ni siquiera una querella, sino que se quedó en la denuncia risible, de un personaje que todavía vive su papel de un cargo,  el de Fiscal del Distrito, del cual fué destituido hace mas de 15 años.

El juez Román Berroa Hiciano, no jugó con el tiempo, como hizo la mediática fiscal del Distrito nacional, sino que conoció del expediente, escuchó a las partes y tomó su decisión en sólo una semana, ya que no resistía el mas mínimo análisis.

Imagínense, si a Mario Moreno, digo Guillermo, y compartes le daban la razón, entonces las donaciones al Centro de Rehabilitación, el Instituto contra el Cáncer, El Patronato de lucha contra la lepra, la Asociación de padres de niños con autismo, y muchas otras mas, caían dentro de la misma categoría: ser acusadas de lavado de activos, por las donaciones del sector privado.

Cuánta perversidad, odio y envidia contra Leonel, en este libreto de una película del género de las comedias, pero que no hizo reír a nadie.

Lo sentimos mucho, ni Mario Moreno (mejor dicho Guillermo), Jorge Luis Polanco o Cristóbal Rodríguez, serán nominados al Oscar del próximo año para el premio de mejor guión original.

Su película fue declarada ayer, muy mala por la justicia dominicana.

Centinue Reading
Publicidad
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados cen *