Cennect with us

Opiniones

Doña Aura, madre de Los Rosario, fue un referente de entrega, dedicación y peso moral

Publicado

en

la foto.PNGPOR ANEURY BATISTA.-

Un 28 de Enero del 1925 nació Aura Almonte Severino en la ciudad de Higuey, hija de Ulises Almonte y Dionisia Severino, una familia de un extracto social muy humilde, pero con un ruedo que pesaba más 100 kilos de acero.

En el 1939 Aura se casa con Ramón Del Rosario, con el cual procreo 14 hijos, Ramón Ulises, Dionisia, Ramonita, Julia, Flor, Juana, Aurita, Toño, Rafa, Luis, Pepe, Rossy Tony y Francis. Doña Aura parió y crió a sus 14 hijos, sin jamás imaginarse que de su entrega y dedicación, saldrían los hoy mundialmente famosos Hermanos Rosario.

Aunque Don Ramon era la cabeza de la familia, Doña Aura nunca estuvo al margen de cooperar con buscar la comida de sus hijos, y como madre abnegada, luchadora y tesonera, mientras Don Ramon salía a trabajar, ella se quedaba en casa haciendo algo más que los cotidianos quehaceres, y preparaba dulces y conconetes los cuales posteriormente vendía, para así constribuir con la alimentación de sus hijos, y ayudar a su también luchador esposo.

Doña Aura se empeñó en criar a sus con el propósito de inculcarles el
mejor de los legados, los que sólo el trabajo, la honestidad, la responsabilidad, la dignidad y la integridad podrían dar como resultado, y hoy día queda más que evidenciado que su estrategia le funciono, porque sus vástagos han dado cátedra de poseer en grado superlativo dichas virtudes.

El pasado Viernes 25 de Abril a la edad de 89 años, Dios decidido llamar a Doña Aura para que este a su lado, cual ángel que había cumplido con su misión en la tierra, ya debía descansar, muchos sufrimos esa partida, pero de manera especial sus hijos, los cuales en el momento no la querían aceptar y tal vez la consideraron injusta, algo lógico, nadie quiere ver partir un ser querido y mucho menos a su madre, y más cuando ha sido una madre de la talla, entrega y peso moral de Doña Aura, pero al final de la jornada, estoy más que seguro, que el mayor consuelo de ellos es saber lo bondadoso que fue Dios, que permitió que la disfrutarán por tantos años, y que años! Años de calidad, con Doña Aura se consiguió, lo que todo hijo anhela lograr con su madre, que es permitirle saber, que ella cumplió, que sus sacrificios, desvelos y esfuerzos no fueron en vano, para una madre no hay mayor sastifacción que ver a sus hijos alcanzar el éxito, luego de que ella lo diera todo para que así fuese, Doña Aura se marchó si, pero se marchó satisfecha, realizada y orgullosa, a sabiendas que gracias a que se dedicó a ser una madre de primera, hoy día pudo regalarle al mundo el talento y el Swing de Los Hermanos Rosario, para con esto aprobar con A el examen de la vida, y demostrar que no importa si naces en la realeza o en el rincón más humilde, como fue su caso, sólo importa brindar el amor más sincero y desprendido a la familia, para con esto lograr la verdadera unión eterna, aquella que se consigue con la pareja, pero también con los hijos al momento de traerlos al mundo, y con esto hacerle un verdadero honor, al viejo dicho, de que sea, hasta que la muerte los separe.

Descanse en Paz Doña Aura.!

Centinue Reading
Publicidad