Cennect with us

Opiniones

Compromiso con la integración

Publicado

en

CARLOS-MORALES-TRONCOSO1Por Carlos Morales Troncoso.- 

Vivimos en un mundo de cambios constantes. Desde la perspectiva de las relaciones internacionales, cada vez es más evidente que no estamos solos en la aldea global.

Los retos y oportunidades contemporáneos ya traspasan las fronteras de la soberanía, y requieren de esfuerzos y acciones conjuntas. En esta realidad radica nuestra firme convicción en los procesos de integración.

Durante las últimas décadas, hemos sido actor y testigo de primer orden en la dinámica de acercamiento con nuestros vecinos de la región centroamericana.

Si bien es cierto que desde épocas ancestrales nos unían fuertes vínculos históricos y culturales, no menos cierto es que el nuevo contexto económico, social y político requería de un replanteamiento de esta relación.

Desde la década de 1990, la República Dominicana empezó a acompañar a Centroamérica en su proceso de integración.

En 1992, cuando ejercí la función de Vicepresidente de la República, encabecé la Comisión de Seguimiento a los Esquemas de Integración Económica, desde la cual dimos los primeros pasos para establecer un vínculo más estrecho con la región, participando activamente en las diversas reuniones donde se elaboraba y analizaba la agenda común.

En esa época el país fue aceptado como Observador Regional. Posteriormente, en el año 2003, dimos un paso de avance al ser reconocidos como Estado Asociado del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA). Somos el único país que ha ocupado dicha categoría en el SICA, asumiendo la misma con el compromiso de incorporarnos gradualmente en sus diferentes instancias.

Desde entonces, hemos dado pasos sólidos. En diciembre de 2012, participamos en representación del presidente Danilo Medina en la XL Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del SICA, en Managua, Nicaragua. El ambiente era tenso, y cuestiones pasajeras amenazaban con constituirse en obstáculos que impedirían el avance del Sistema.

Aun así, elevamos la voz de nuestro gobierno y manifestamos nuestra firme intención de constituirnos en miembros plenos del SICA. Expresamos, que si bien adversidades se asomaban en el horizonte, la suma de nuestras voluntades sería esencial para enfrentarlas.

Al recibir el apoyo unánime de todos los Jefes de Estado y de Gobierno de nuestra región, dimos inicio al proceso político y legal necesario para su formalización.

Al cabo de unos meses, el presidente Danilo Medina promulgaba la ley que había sido expeditamente aprobaba por el Congreso Nacional.

Señales inequívocas de que también en República Dominicana existía un consenso político que sustentaba nuestra visión de integración.

En enero de este año asumimos la Presidencia Pro Témpore del SICA para un período de seis meses y de inmediato, impulsamos, por primera vez, una gestión cimentada en una planificación estratégica que involucraba a todos los actores relevantes del Sistema: las diversas secretarías y órganos del SICA. Esto nos permitió establecer un orden y una agenda de trabajo, que en voz de nuestros colegas de la región, no sólo serviría como guía de nuestra presidencia, sino que se constituiría en la partitura de las acciones del SICA en el mediano plazo.

Cinco áreas se constituyen en los pilares fundamentales de la integración: Integración Social; Integración Económica; Cambio Climático y Prevención de Desastres; Seguridad Democrática y Fortalecimiento Institucional.

Aunque los mismos ya habían sido definidos para el relanzamiento del SICA previo a nuestra Presidencia Pro Témpore, pusimos el acento dominicano al establecer mesas de trabajo y acuerdos específicos para implementación práctica.

Durante el semestre de nuestra gestión, estos cambios no sólo se sentían en la estructura burocrática del SICA, sino que se transportaban a sus diferentes instancias. Nuevos aires se respiraban en el centro político del Sistema y lo mismo ocurría en las diferentes áreas temáticas que lo sustentan, las cuales ejecutaban de manera proactiva y entusiasta el plan de acción definido.

Al interior, con satisfacción construíamos nuevos puentes de entendimiento con el sector privado y la sociedad civil, que garantizaban su participación inclusiva en el proceso de integración.

Hacia afuera, el SICA se colocaba como bloque de interés global. Recibimos a Marruecos, como el primer país africano en incorporase como Observador Extrarregional. Asimismo, dimos la bienvenida desde el lejano Pacífico a Nueva Zelandia. Con agrado también se produjo la solicitud de un país como Turquía, con una estrategia clara de acercamiento hacia el continente americano, teniendo al SICA como puerta de entrada.

Concluida nuestra Presidencia Pro Témpore se evidencia que no sólo cumplimos con la agenda trazada, sino que excedimos las expectativas de manera sobresaliente. El trabajo desempeñado por la República Dominicana ha merecido el reconocimiento de las autoridades del más alto nivel de Centroamérica, quienes han definido el mismo como un aporte sin precedentes.

Coincidimos plenamente con el presidente Danilo Medina, quien en múltiples escenarios ha reiterado que los esfuerzos que hagamos a nivel internacional serían en vano, si no logramos que los mismos tengan un impacto a nivel local, contribuyendo al desarrollo de los individuos. Estamos convencidos, de que el resultado de nuestra participación en el SICA no es letra muerta, por el contrario, provee el marco para el mejoramiento de las condiciones de vida en toda nuestra región.

Esta historia aún no termina. Pero al finalizar esta etapa y habiendo superado las metas pautadas, podemos sentir la satisfacción del deber cumplido.

A pocos días del traspaso de nuestra PPT, es evidente que hemos contribuido a la dinamización y ordenamiento del proceso de integración.

Sin lugar a dudas, el SICA tendrá un antes y un después de la incorporación de República Dominicana como Miembro Pleno. Hemos ganado todos: se fortalece la integración con nuevos actores que relanzan sus procesos; se consolida el bloque, fortaleciendo su institucionalidad y visibilidad, y gana RD, reafirmando su posición de liderazgo en el escenario regional.

*EL AUTOR ES CANCILLER

Centinue Reading
Publicidad