Cennect with us

Opiniones

Sálvese quien pueda si el PRM llega al poder

Publicado

en

Por Lic. César Fragoso.- 

Solo hace unas horas que los nuevos alcaldes del PRM tomaron posesión de sus cargos y ya el país está asustado, asombrado e incrédulo por lo que está pasando.

En Puerto Plata y Cotuí nos dieron una demostración fehaciente de lo que nos espera en los ayuntamientos dirigidos por el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y, de lo que nos podría pasar si si ganan las elecciones presidenciales del próximo 5 de julio.

Lo primero que vimos fue a los nuevos funcionarios del Ayuntamiento de Puerto Plata mostrando el vehículo que usaba el alcalde saliente de esa comunidad diciendo, de forma descarada, que ya ellos eran el poder y que le habían quitado esa jeepeta para que los respeten.

Sin que esto fuera poco, en una demostración de locura colectiva y, contrario a todas las normas que mundialmente se deben aplicar para evitar el contagio del coronavirus, la mortal pandemia que afecta al mundo, miles de personas salieron a las calles a apoyar al peregrino que recorre el país, y parte de los equipos de música que se utilizaron en esa actividad lo facilitó el actual alcalde del PRM, lo que constituye un total irrespeto a sus propias vidas y sin importarles lo que pudiera pasar en los próximos días. Dios los libre, se desata una infección colectiva del virus entre los participantes de dicha actividad.

Lo grande del caso es, que el propio Alcalde, Diómedes García, mejor conocido como “Roquelito”, fue diagnosticado como poseedor del coronavirus, según una información que aparece en el periódico Listín Diario del pasado 22 de marzo, sin que, al menos hasta el momento de estarles escribiendo este artículo, se haya dicho lo contrario, en cuanto a que ya el actual Alcalde puertoplateño haya dado negativo a la mortal enfermedad.

Aquí hago un paréntesis y, como ser humano, consciente de lo peligrosa que es esta pandemia, le pido a Dios, de corazón, que el Sr. Roquelito esté fuera de peligro y, con él, que tampoco tengan el virus la gran cantidad de personas con las que éste se ha reunido y sus propios familiares.

Por otro lado, el nuevo alcalde de Cotuí, sin pensarlo dos veces, y, también en una expresa violación a los aspectos legales que protegen a los empleados de carrera en la Administración Pública, sometió ante el Concejo de Regidores de ese ayuntamiento, primero, la moción de cancelar a todos los empleados y, segundo, nombrar como Tesorero Municipal a un cuñado suyo.

Estas dos solicitudes, repito, aunque violan las leyes, fueron aprobadas por el Concejo de Regidores, cuya mayoría es del PRM.

Otra cosa que se destaca de las primeras horas en una parte del poder de los miembros del PRM, es la amenaza de muerte de la que fue objeto el alcalde del municipio Santo Domingo Este, Manuel Jiménez, por uno de los miembros de su propio partido.

Estas acciones, nos demuestran lo que nos esperaría en el país, si los dominicanos les dieran la oportunidad al candidato presidencial del PRM, Luis Abinader, de gobernar nuestra nación.

Ya en varias oportunidades yo les he dicho que esos mismos amigos del Partido Revolucionario Moderno, que hoy nos hablan de cambio, han gobernado la República Dominicana tres veces como PRD (cuyo partido abandonaron para formar el PRM) y que en sus gobiernos, el caos y el desorden han sido tan negativos a nuestra nación, que hemos vivido grandes retrocesos en lo económico y en los avances que habíamos alcanzado antes de su llegada al poder.

Como dicen por ahí: “Dios nos encuentre confesados” si la pandemia del PRM llegara a dirigir este país.

Lo primero que harían sería cancelar a todo el que le huela a PLD, es decir, a la inmensa mayoría de las personas que actualmente trabajan para el Gobierno, sin importantes que los mismos sean parte o no de la Carrera Administrativa y/o, que lleven un mes o 20 años en sus posiciones.

En cuestión de horas, tendríamos a miles de perremeístas, hambrientos de poder y de dinero, haciendo lo que les venga en gana con la economía del país.

Centinue Reading
Publicidad