Cennect with us

Opiniones

Salud mental en las organizaciones en tiempo de COVID-19

Publicado

en

Por Lic. Yubelkis Castillo
(Psicóloga Organizacional & Clínica).-

El Covid-19 ha generado un impacto en todos los aspectos de nuestras vidas y el entorno laboral no es la excepción. De los principales cambios a los que nos hemos enfrentado están: el teletrabajo, la suspensión y la baja general en algunas organizaciones.

Algunos aspectos como el teletrabajo, pudiesen considerarse más amigable respecto de los demás factores, no obstante, ante los pocos puestos que desarrollan esta modalidad de manera habitual, así como la falta de regulación de este tema en nuestro país, la familia en casa, falta de equipos y/o actualización tecnológica, entre otros aspectos, puede que para la mayoría este represente un estresor importante. En adición a esto se destaca la baja o suspensión de colaboradores que se encuentran en situación de riesgo o que por su rango de edad no deben asistir a cumplir con sus deberes de manera presencial. Sin embargo, lo más extenuante de todo esto es que no fue algo casual o por elección, sino más bien una necesidad ante la situación misma.

Esta situación, sumado a la cuarentena, toque de queda y las limitaciones en esta covidianidad han acarreado afecciones en la salud mental de los colaboradores.

Las situaciones antes expuestas, generan niveles de estrés y ansiedad por encima de lo habitual, y una incertidumbre que en muchos casos puede ser catastrófico.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), refiere lo siguiente:

  • El trabajo es beneficioso para la salud mental. Sin embargo, un entorno laboral negativo puede causar problemas físicos y psíquicos.
  • La depresión y la ansiedad tienen unas repercusiones económicas importantes: se ha estimado que cuestan anualmente a la economía mundial US$ 1 billón en pérdida de productividad.
  • El acoso y la intimidación en el trabajo son problemas frecuentes que pueden tener considerables efectos negativos en la salud mental.
  • Las organizaciones pueden aplicar muchas medidas eficaces para promover la salud mental en el lugar de trabajo y aumentar con ello la productividad.
  • Por cada US$ 1 invertido en la extensión del tratamiento de los trastornos mentales frecuentes se obtiene un rendimiento de US$ 4 en mejora de la salud y la productividad. (OMS, mayo 2019).

Por lo que, si tomamos en consideración las limitaciones actuales para la actividad laboral, la cual requiere básicamente la socialización e interacción humana en la organización, lastimosamente estamos ante circunstancias nada halagadoras respecto a la Salud Mental del capital humano, lo que afecta proporcionalmente la productividad y rentabilidad de las organizaciones.

Retos de la salud mental en las organizaciones.

Hemos de reconocer que aún en República Dominicana falta mayor relevancia e interés en este tema, sobre todo a nivel organizacional, básicamente por representar un tema tabú y discriminatorio, así como la falta de valor y conocimiento por parte de las empresas; razón ésta por la que, la mayoría de los colaboradores omiten sus situaciones emocionales, básicamente por temor a la pérdida del empleo u otras represalias, lo que contribuye a un presentismo laboral (temeroso-obligatorio) de colaboradores en condiciones no aptas (enfermos, agotados, vulnerados, deprimidos o ansiosos), lo que, contrario a lo que se cree produce un rendimiento laboral por debajo a los requerimientos.

En la mayoría de las organizaciones es limitada la inclusión y valoración de la Salud Mental, debido a la falta de inversión y atención a este tema, por lo que, los colaboradores afectados siquiera lo comunican a sus superiores.

Esto evidencia la necesidad de invertir en educación sobre salud mental y de capacitar a los gerentes para que puedan reconocer y responder a las preocupaciones de salud mental que puedan llegar a tener sus empleados.

¿Qué pueden hacer las organizaciones?

Como consultora en el área de la psicología de la salud en las organizaciones y propulsora de la implementación e intervención de la misma en las empresas, comparto la idea de que, -el cuidado de la salud mental de los colaboradores es proporcional a los protocolos establecidos para prevenir el contagio por Covid-19-

En este sentido urge, que las organizaciones inviertan en el Bienestar Emocional y la Salud Mental de sus colaboradores, diseñando programas que instauren una nueva cultura organizacional, abocada a la inclusión y la desestigmatización de la Salud Mental y generar un clima de confianza y apoyo a los colaboradores, tan vital en momentos de crisis como este.

Cabe señalar que, este cambio debe estar propiciado por los puestos directivos y apoyados por los puestos de liderazgo y supervisión, y que puede ser llevado a cabo a través de la inclusión de profesionales expertos en el área al equipo de trabajo o a través de una consultoría externa.

Evidencia de los beneficios de la salud mental en las organizaciones.

Los estudios demuestran los cambios positivos exhibidos en los últimos 10 años en empresas que promueven y propician bienestar laboral, ambientes flexibles y favorables en su cultura, así como en el plan de desarrollo profesional y económico; lo que genera mayor compromiso, lealtad y productividad por parte de los colaboradores.

De igual modo, tal y como señalábamos más arriba, los beneficios económicos que ofrece la prevención y promoción de la Salud Mental en el trabajo se evidencian en un estudio de la OMS, en donde se demuestra que cada dólar invertido en programas de Salud Mental, es traducido a 4 dólares de mejora en salud y productividad.

Por lo que, ante la situación actual resulta propicio invertir en la evaluación e intervención organizacional a nivel de Salud Mental, en pos del bienestar laboral.

Recomendaciones generales:

Para las organizaciones:

  • Es importante tomar en cuenta que aún estamos en el proceso de desarrollo de la pandemia, por lo que el proceso de adaptación de los colaboradores se irá dando paulatimante, y responderá primero, a cada persona y sus mecanismos internos para el afrontamiento de las situaciones y, en segundo lugar, a la implementación e intervención de las organizaciones basadas en el desarrollo y mejora continua de la Salud Mental de sus colaboradores y el desarrollo mismo de la empresa.
  • En un tiempo como este, conviene propiciar un clima organizacional de calidez, familiaridad y confianza.
  • Implementar programas de sensibilización, tolerancia, respeto y valorización de las emociones.
  • Desarrollar estrategias de bienestar laboral que implique temas como: manejo de estrés, resiliencia, ansiedad, entre otros; a los fines de que la organización en sentido general pueda familiarizarse con los mismos, entenderlos e identificar los causales derivados.
  • Promover espacios de relajación y recarga emocional, dotado de elementos naturales, música, café o té, entre otros.
  • Así mismo propiciar la promoción en salud, hábitos de vida saludables y por supuesto el cuidado requerido para la evitación del contagio por el Covid-19.
  • Mejorar los canales de comunicación y utilizar las TIC´s[i] para promover las nuevas estrategias.
  • Regulación de horarios y basar el trabajo en resultados, más que en el tiempo de jornada.
  • Invertir en formación y equipamiento basado en las TIC´s.
  • Pero lo más importante, brindar un seguimiento oportuno al equipo de trabajo.

Para los colaboradores:

  • Valida tus emociones, intenta reconocerlas y expresa lo que sientes y cómo te sientes a tus líderes y/o cercanos.
  • Práctica la resiliencia, es vital en este momento que podamos adaptarnos y evitar la resistencia al cambio, ya que esto ayudaría a nuestra estabilidad emocional.
  • Organiza tus días y actividades.
  • Toma espacio para el descanso y las pausas laborales.
  • Sé creativo, descubre nuevos gustos o placeres en la cotidianidad que nos ha tocado.
  • Procura hacer ejercicios.
  • Normaliza tus emociones, se vale sentirse mal.

Finalmente, insto a las organizaciones que procuran reivindicarse de la crisis actual y que pretenden impulsar el desarrollo de sus empresas que, posterior a este proceso, estarán a salvo solo aquellas organizaciones que estén dispuestas a humanizar sus procesos y valorar los procesos mentales y emocionales de sus colaboradores. De esto dependerá en gran medida el desarrollo y progreso de su organización.

“El mundo cambio… Las organizaciones también”.

 

 

Centinue Reading
Publicidad