Cennect with us

NACIONALES

Demandan cierre definitivo del vertedero municipal de Moca

Publicado

en

Por Luis Ramón López.- 

MOCA, Espaillat.- Diferentes sectores de este municipio reclaman el cierre definitivo del vertedero municipal, que se ha convertido en fuente de contaminación, agente de enfermedades y desasosiego urbano territorial.

Señalan que este basural a cielo abierto ya cumplió su ciclo, por lo que entienden debe ser construido un moderno relleno sanitario.

Dicen que actualmente, en ese vertedero se vierte toda clase de residuos, peligrosos y patogénicos, que son arrojados sin ningún control ni tratamiento previo, con las consecuencias y riesgos que ello representa para la salud de la población, el cuidado del ambiente y la conservación del paisaje urbano.

Además, indican que se pueden encontrar allí desperdicios hospitalarios, domiciliarios, comerciales y otros que se manejan de forma obsoleta, «ya que el gobierno municipal, solo cuenta con camiones compactadores y volquetes abiertos en malas condiciones, que exponen en su recorrido la basura hasta su llegada al vertedero, coexistiendo con la población».

La contaminación de este vertedero que ya queda en el centro urbano de la ciudad, por el crecimiento poblacional, la acumulación de basura sin ningún tratamiento, que no sea su movilidad interna, sus emisiones tóxicas, que circulan están contaminando el agua y el suelo subterráneo, pero aun más, está afectando barrios enteros que se encuentran en su extremo final.

La actual gestión del doctor Miguel Guarocuya Cabral, que ha prometido a la población la eliminación definitiva del vertedero actual, para dar paso a la instalación de una planta de transferencia de residuos sólidos, en los alrededores de la ciudad a poca distancia del actual y para ello se ha rehabilitado, según informes la famosa avenida de interconexión circunvalar Norte Sur, Estancia Nueva-Los López.

De ser así y confirmarse la especie, estamos en lo mismo, Moca, municipio cabecera de la provincia Espaillat, mantiene un crecimiento poblacional con urbana del 68.90%, con el contraste rural de un 31.10%, porcentual que cada día va disminuyendo por la emigración a los grandes centros urbanos.

La instalación de la planta de Transferencia de Residuos Sólidos, que fue rechazada por la población del distrito municipal de Monte de la Jagua, y que la administración actual del doctor Miguel Guarocuya Cabral, maneja con escepticismo y vacilación, dado tiempo al tiempo, para sorprender a la población; «aquí es que va la planta», sin ningún estudio de factibilidad y contaminación a corto y mediano plazo.

El exsenador José Rafael Vargas, presentó en el hemiciclo, una resolución que fue aprobada, que ordena proceder con urgencia el cierre del vertedero, en el entendido que el mismo «se ha convertido en los últimos años, en una fuente de contaminación y transmisión de enfermedades a los habitantes de las comunidades, siendo hoy una gran preocupación sanitaria para todo el municipio».

Se habla solamente de la adquisición de los terrenos donde se va levantar la planta de transferencia de los desperdicios, pero no se le ha explicado a la población nada técnico ni la ubicación donde se encuentran los terrenos y la inversión real que se hará en su construcción.

El cierre técnico del vertedero que produce unas 125 toneladas diarias, se produjo el día 13 de febrero del año 2013, por disposición del entonces ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, doctor Bautista Rojas Gómez, debido a la cercanía al río Moca y con varias comunidades a sus alrededores.

Qué se espera si ya se dio el cheque de avance del 50% del costo total de la compra de los terrenos que albergarán la Estación de Transferencia de Residuos Sólidos, que no se ha anunciado el inicio de los trabajos de construcción.

Tal vez, será una de las grandes noticias del 2022, que hará el doctor Miguel Guarocuya Cabral, a la población de Moca, como una obra de importancia de su gestión, fuera de badenes y puentes cojones,

Centinue Reading
Publicidad