Categorias: Opiniones

EL TRAUMA EN LA VIOLENCIA (I)

Por Nicanor Rodríguez Tejada

La violencia cercena nuestra vida y como es el fenómeno de la violencia desde la perspectiva del conocimiento sobre los efectos en que influyen los traumas psicológicos, el maltrato infantil, el desamparo, desapego, la violación sexual, alcohol, drogas, el abandono y otros fenómenos de adhesión en igual importancia y que han derivado en estudios significativos a través de las nuevas disciplinas que presentan un alto componente en la derivación de los conflictos humanos.

Para el estudio de la conducta humana hoy con el avance de la ciencia y en la parte psicológica han intervenido otra ciencia que han incorporado nueva tendencia sobre el conocimiento, a saber: LA NEUROCIENCIA (estudio como el cerebro soporta los procesos mentales); LA PSICOPATOLOGIA DEL DESARROLLO ( el estudio del impacto de las experiencias  negativa en el desarrollo de la mente y el cerebro, y LA NEUROBIOLOGIA INTERPERSONAL (El estudio de cómo influye nuestro comportamiento en las emociones, la biología y la mentalidad de la gente que nos rodea), Bessel Van Der Kolk, M.D, (2015).

A partir de este punto tenemos que involucrar lo que se ha dado en denominar el secuestro emocional de la amígdala, cuyo criterio y evento lo que están matizado por dos componentes de acción lucha o huida y para ilustrar este concepto vamos a transcribir lo que describe Daniel Goleman, 1996.

(… este tipo de explosiones emocionales constituye una especie de secuestro neuronal. Según sugiere la evidencia en tales momentos un centro del sistema límbico declara el estado de urgencia y recluta todos los recursos del cerebro para llevar a cabo su impostergable tarea. Este secuestro tiene lugar en un instante y desencadena una reacción decisiva antes incluso de que el neo córtex -el cerebro pensante- (pero el cerebro primitivo es 250 veces más rápido que el racional (Antonio Damasio, 2009) y por lo tanto el cerebro pensante no tiene ni siquiera la posibilidad de darse cuenta plenamente de lo que está ocurriendo, y mucho menos todavía de decidir si se trata de una respuesta adecuada.

El rasgo distintivo de este tipo de secuestro es que, pasado el momento crítico, el sujeto no sabe bien lo que acaba de ocurrir. Hay que decir también que estos secuestros no son, en modo alguno, incidentes aislados y que tampoco suelen conducir a crímenes tan detestables como «el asesinato de las universitarias en N.Y.». En forma menos drástica, aunque no, por ello, menos intensa, se trata de algo que nos sucede a todos con cierta frecuencia. Recuerde, sin ir más lejos, la última ocasión en la que usted mismo «perdió el control de la situación» y explotó ante alguien- tal vez su esposa. su hijo o el conductor de otro vehículo- con una intensidad que retrospectivamente considerada, le pareció completamente desproporcionada.

Es muy probable que aquél también fuera un secuestro, un golpe de estado neural que, como veremos, se origina en la amígdala, uno de los centros del cerebro límbico), termina la cita de Goleman al respecto. (…La premisa que cada vez más científicos sostienen que el órgano (entiéndase el cerebro límbico o reptiliano) con más de 400 millones de años de antigüedad es el que domina y decide todo lo que hacemos buscando los beneficios más inmediatos como centro de decisión, consume el 90% de la energía del cerebro, es multitarea y nunca se desconecta según explica el experto en Neuromarketing y socio de Sales Brain y de NeuroStrategy Dr.Antonio Casals Mimbrero, citado por Alexia de la Morena) 

Dice Van Der Kolk (… una autoridad en materia de trauma, el cual ha estado  estudiando el fenómeno del trauma por más de 30 años, establece que los Centros de Control y Prevención de Enfermedades que uno de cada cinco estadounidenses sufrió abusos sexuales de niños; uno de cada cuatro fue físicamente maltratado por uno de sus progenitores hasta el punto de dejarle una marca en el cuerpo y una de cada tres parejas recurre a la violencia física. Un cuarto de cada uno de nosotros creció con familiares alcohólicos, y uno de cada ocho ha sido testigo de cómo pegaban a su madre).   

Estos fenómenos teóricos que pautan una determinada condición a la problemática de la violencia hay que valorarlo desde dimensiones diferentes, y este es el caso para entrar a una situación apesadumbrada del problema, el en cual los procesos de la vida lo van complementado de una manera u otra para definirlo con una palabra TRAUMA: la cual considerada y definida por Pierre Janet, 1859- 1947, filósofo, psiquiatra y psicólogo, francés como definido como uno de los pensadores  y profesionales  de la  psiquiatría más importantes e influyentes de los dos últimos siglos. Nemiah,1989)

A este aspecto establece que “(. …Como un evento que solo se convierte en trauma cuando abrumadoras emociones interfieren con el procesamiento de memoria adecuada estableciendo que las personas traumatizadas quedan atrapadas en el pasado. Se obsesionan con el horror que conscientemente quieren dejar atrás, pero siguen comportándose y sentir como si estuviera en curso, incapaz de poner el trauma detrás de ellos, su energía es absorbida por mantener sus emociones bajo control en él, citado por Peter A. Levine, (2015).     

Hemos venido hablando de una parte teórica filosófica del problema de la violencia, hay estudio sobre los efectos de la violencia en edades temprana y sus efectos en los traumas posteriores, los cuales gravitan durante toda la existencia de la vida y en ocasiones haciéndolo prisiones de los factores concurrente de conflictos por no haber podido superar tal situación en ninguna de las etapas posteriores.

¿Cómo actúa la violencia desde el comportamiento humano?, debemos entender que la violencia desde un punto de vista racional es manejable, no obstante, cuando la violencia escenifica espacio naturalmente tenemos que recurrir a la actuación del manejo y control del cerebro primitivo, ahora bien, cómo se comporta esa parte de nuestro esquema cerebral, el cerebro primitivo como se indica es un instrumento por el cual sus funciones autonómicas respiración, latido cardíaco, sensaciones sensoriales, reproducción sexual, el equilibrio y el movimiento muscular. Sus respuestas son directas, reflejas e instintivas.

Nicanor Rodriguez

El doctor Nicanor Rodríguez es periodista, abogado y sicólogo.

Noticias recientes

Médico dominicano en Nueva York amputa 40 piernas a diabéticos al mes

Por Ramón Mercedes. NUEVA YORK.- El médico dominicano José de León, podiatra y cirujano en el…

60 mins ...

Explotación sexual: Tribunal mantiene la prisión a imputados en Operación Cattleya

SANTO DOMINGO, (República Dominicana).- El  Cuarto Juzgado de Instrucción del Distrito Nacional acogió la solicitud…

11 horas ...

RD y sus Desafíos Post Pandemia

Por Milton Olivo (*) En mundo avanza a un era de estanflación, que es la suma…

11 horas ...

Gobierno pagará regalía pascual desde el 5 de diciembre

Santo Domingo. - Más 25,000 millones de pesos pagará el Gobierno dominicano a los servidores…

13 horas ...

Obispo advierte presencia de «francotiradores» contra planes de seguridad ciudadana

SANTO DOMINGO.- El obispo de la Diócesis de La Altagracia, Jesús Castro Marte, tronó contra…

14 horas ...

Salud de Abel Martínez evoluciona satisfactoriamente

Santiago. - Evoluciona satisfactoriamente el estado de salud del alcalde de Santiago y postulante a…

17 horas ...