Cennect with us

Opiniones

Médicos indolentes, pobreza y salud

Publicado

en

POR CARLOS NINA GOMEZ 
([email protected])

¿Se justifica que en un país pobre como República Dominicana los  médicos actúen en sus consultorios como si se tratara de colmados o supermercados; negocios donde aumentan los precios de sus productos de manera exorbitante? 

La persona más adecuada para responder es el distinguido doctor Senén Caba, presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD).

 Hay que poner en claro la realidad que viven los ciudadanos más pobres de este país que cuando van al médico en busca de un diagnóstico tras sentir problemas en su salud siempre salen despavoridos del consultorio.

¿Y cuál es la razón? Que las consultas son muy caras y, además, muchas veces los galenos no aceptan seguros médicos. Y cuando no son aceptados, el paciente tiene pagar en efectivo, o con tarjeta de crédito, la mitad de lo que vale la consulta.

Tengo muchos amigos médicos, tantos que sus nombres ocuparían un amplio espacio en este trabajo. Pero por mi condición de periodista -y actuar como orientador- debo siempre exponer la verdad, no ocultarla.

La frase de que «en este país está prohibido que un pobre se enferme», cobra hoy más vigencia que nunca.

Ningún «desarrapado» con alguna dolencia no puede acercarse a una clínica privada…se ve obligado ir a un hospital público donde en ocasiones no hay ni una aspirina para calmar el dolor.

Médico indolente y carero: Por razones obvias no voy a citar el nombre de un conocido médico indolente a quien no le importa la salud de sus pacientes.

Lo más importante para él es el dinero. Por cada consulta cobra RD$8,000.00 sin aceptar seguro. Es solo la consulta. Después viene la receta de los medicamentos que son carísimos.

Este artículo, que lo escribo con rabia, se  fortalece con la opinión que leí recientemente  y que dio a conocer el humanista Waldo Fernández, ejecutivo del área del Educación para el Desarrollo de «Manos Unidas»

Esto dijo Waldo Fernández: «Aunque el acceso a la salud es un derecho fundamental para todos los seres humanos, existen diferencias escandalosas entre países pobres y países ricos y entre personas ricas y pobres de un mismo país».

Les recuerdo a los médicos dominicanos la filosofía de Hipócrates que se sintetizó en lo siguiente: «no llevar a otro propósito que el bien y la salud a los enfermos».

Bajo el Juramento Hipocrático les hizo saber a sus discípulos que «llevarían a lo largo del mundo la medicina».

Respeto que nuestros médicos se ganen su dinero, ¡pero que no sangren las limitadas finanzas de la gente pobre!

Centinue Reading
Publicidad