Cennect with us

Opiniones

La agonía del Partido Reformista

Publicado

en

Por Carlos Divanna.-

En la política no podemos cegarnos, ella radica de análisis y estrategias concretas para alcanzar el éxito con el electorado. 

El proceso electoral de 2020 fue desastroso para el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), no por la situación del despilfarro de los recursos, sino más bien por los errores que cometieron o cometimos en el transcurso del 2016 al 2020, en el cual la organización se dedicó a realizar un proceso de exclusiones de todo aquel que emitiera una disidencia contra la línea trazada por quienes dirigen la institución. 

Yo que fui parte del círculo que contribuyó a que esas cosas sucedieran, ya sea por iniciativa propia o por dejarme usar como “carne de cañón”, reconozco que fue uno de mis mayores errores en mi carrera política, y tengo que decir que no me arrepiento de ello, pues de esos errores aprendí y me han ayudado a ir madurando.

No obstante, hay que resaltar, que al PRSC ese rumbo lo llevo a un limbo dirigencial a nivel nacional y de descredito que aún prevalece, y que dudo bastante que, sin rostros nuevos en la dirección de la institución, puedan recuperar la confianza que se requiere para fortalecer un partido como ese, en el cual prima la desidia, la burla, la mediocridad política, el egocentrismo de algunos que piensan que tienen un partido que vale ministerios o que vale millones de dólares para negociar en un proceso electoral futuro.

Por demás, en el reformismo prima la avaricia emocional y mental que sellada por un permafrots, no logran mirar más allá de la curva que se aproxima en el 2024, y que dejará al PRSC mucho más debilitado, o en manos de actores como Leonel Fernández nuevamente o de quién entienda que el peso del nombre de Joaquín Balaguer en el reformismo si tienen valor y se puede usar como «comodín y bisagra» desechable, para el fin político electoral preciso que es el que se aproxima. 

Veremos en este trayecto a muchos reformistas entristecidos, molestos, empobrecidos, despavoridos, obnubilados, arrepentido, con hambre y sed de tener una casa donde acudir y muchos reformistas tras un empleo como aún al día de hoy lo están en su mayoría.

En fin, veremos a una estructura política sin norte, sin este, sin sur, sin oeste, y mucho menos sin un rumbo donde estar, lo que hará que caigan en manos que terminarán engañándolos, ya sea dentro o fuera del PRSC. 

El futuro del Partido Reformista está pesado, trazado y encontrado defectuoso. Su agonía es grande, su desenlace fatal, su dirección actual con buena o mala, o prodigiosa o como usted le quiera poner, se encamina a cometer mayores errores, y este escrito será en su interpretación motivo de un error más. 

El que tengo oídos que oiga bien, el que tenga ojos que mire hacia el futuro, hacia el porvenir del PRSC como organización, y verá lo que hoy hay niebla, oscuridad, y más allá, desolación en el futuro del Partido Reformista Social Cristiano.

Centinue Reading
Publicidad