Cennect with us

Opiniones

Leonel Fernández: el voto más consciente e inteligente

Publicado

en

Por Pascual Ramírez

Al participar en el proceso electoral, usted ejerce un poder único que puede moldear el futuro de manera profunda. Si bien los aspectos legales de la votación son evidentes, existe un ámbito encubierto donde las actividades ilícitas prosperan sin ser notadas.

Debajo de la superficie de una votación aparentemente ordinaria se encuentra una compleja red de manipulación, impulsada por intereses turbios y prácticas poco éticas. Su conciencia y su dignidad es la clave para resistir estas influencias corruptas y ejercer un voto verdaderamente libre y democrático.

Nunca un voto había tenido tanto peso e importancia como ahora, en que el país retrocede a épocas que ya creíamos superadas. Nos encontramos viviendo en un momento histórico de grandes decisiones, donde tendremos que elegir entre volver pa’lante o seguir retrocediendo, entre un gobierno para todos o uno para pocos, entre la planificación y la improvisación, entre la valentía que libera y la cobardía que esclaviza, entre el desarrollo y el atraso.

Por lo tanto, es imperativo reconocer la importancia de un voto justo y válido, manteniendo los más altos estándares de legalidad, integridad y comportamiento ético. Es crucial reconocer el voto como un reflejo genuino de la voluntad del pueblo y garantizar que se preserve su santidad.

Para ello, es necesario salvaguardar la integridad del proceso de votación, frustrar cualquier intento de subvertir las verdaderas intenciones del electorado y responsabilizar a quienes buscan obtener ilegítimamente el poder a través de medios engañosos.

Votar bien

Es verdad que votar es una responsabilidad ciudadana. Pero más verdad es que debemos votar bien para evitar las negativas consecuencias de votar mal. Y votar bien es hacerlo por el mejor, por el más preparado y capacitado, por el más comprometido con los desheredados, por el que mejor representa los intereses comunes, por el que más sabe cómo enfrentar y salir de las crisis que nos sobrevienen.

Medir y pensar bien el voto que vamos a depositar en las urnas significa considerar que no es por un par de meses que tendremos que sufrir las consecuencias de una mala decisión, sino por cuatro largos años de nuestra vida, que no podemos darnos el lujo de perder así por así. Y lo que se haga en ese cuatrienio hasta nos puede afectar por una década.

Leonel Fernández.

Para nadie es un secreto que el gobierno actual busca comprar las elecciones del 19 de mayo al precio que sea, aunque para ello tenga que quebrar al Estado y arruinar la economía nacional.

Ahora bien, ¿cuál es el plan que debemos oponerle para que se estrellen? La dignidad, valor, decisión, y la determinación de ir a votar, aunque sea en muletas o sillas de ruedas. Esa es nuestra mejor manera de decirles:¡No pasarán! Aunque provoquen un eclipse y el día se vuelva noche.

Es evidente que, el actual gobierno viola flagrantemente los principios de la democracia participativa al manipular la intención genuina del pueblo, explotando a los segmentos desfavorecidos de la sociedad a los que humilla con migajas de sus propios recursos a cambio de sus votos. Esta práctica debe ser rechazada por todos los ciudadanos a fin de que podamos participar en un proceso electoral justo y equitativo.

Líder de verdad

De ahí la importancia de no votar a la ligera, por el que te digan la propaganda, sino por el más medido y valorado en nuestra conciencia. Si los amigos lectores me han acompañado hasta aquí, sabrán a quien me refiero. A un líder de verdad, a un hombre curtido en el conocimiento y en muchos saberes. A un político innovador y renovado que aprendió del pasado para no repetir los errores en el futuro.

Es hora de poner en la balanza de la conciencia nacional a los candidatos que tercian en el actual torneo electoral. Si lo hacemos así, veremos que hay un candidato que inclina la balanza a su favor por su mayor experiencia, política, social, liderazgo nacional e internacional.

Hablamos del Doctor Leonel Fernández, el voto más consciente e inteligente, el voto de la esperanza nacional, el voto de los que aman a su país, el voto que nos rescatará del atolladero en que nos han metido.

Debemos armarnos de valor y fuerza de voluntad para vencer el miedo, para derrotar los planes que tendrían éxito si nos quedáramos sentados y no fuéramos a votar, si le hacemos el juego a quienes buscan fomentar la abstención masiva a través de la manipulación psicológica de la población con el argumento de que ya están ganados, para desestimular la participación popular, sufriremos años de dolor al permitir la reelección.

Los artículos de opinión publicados en este diario no reflejan necesariamente la posición editorial de ÚLTIMAS NOTICIAS. Cualquier persona interesada en publicar un artículo puede hacerlo solo enviándonos el texto con el nombre completo del autor y una fotografía al correo: [email protected].