Cennect with us

Opiniones

A RAJATABLA

Publicado

en

Orion Mejia

POR ORION MEJIA.-

Resulta inexplicable que sin realizar ninguna indagatoria de carácter sanitario y sin previa comunicación a las autoridades dominicanas, el gobierno de Haití ha dispuesto la prohibición de pollos y huevos desde Republica Dominicana bajo el alegato de que en  el lado este de la isla se ha desatado un brote de fiebre aviar.

Aunque se permitió  la entrada por la frontera de Dajabón de  la casi totalidad de la  carga llevada por  comerciantes de esos productos, el extraño anuncio de prohibición presentado en el portal del ministerio de Industria haitiano causa daño a productores avícolas locales y a propias relaciones   entre ambos países.

Horas antes de divulgar esa insólita veda, el presidente Danilo Medina encabezó junto a Michel Martelly, en la comunidad haitiana de Juana Méndez, el acto de lanzamiento de un ambicioso programa de reforestación en Haití, para el cual ofreció absoluto respaldo dominicano, pero al parecer el mandatario haitiano no informó a su colega sobre la inminencia de adoptar esa medida.

Peor aún, las autoridades haitianas colgaron en Internet el contenido de esa prohibición sin notificar al gobierno dominicano, con la  aparente  intención de que los alcances de esa  medida se conociera en la frontera cuando se devolvieran los cargamentos de pollo y hubo, cuestión que no ocurrió porque  los comerciantes y consumidores haitianos no hicieron caso a ese despropósito.

El periódico haitiano Le Nouvelliste publicó una desconsiderada caricatura en la que presenta al presidente Medina contagiado por la fiebre aviar y al presidente Martelli que por esa causa le niega el saludo formal, inaceptable e inmerecida ofensa a un mandatario que ha  demostrado con los hechos  solida voluntad política  de cooperación con  sus vecinos.

Por todo lo antes expuesto puede colegirse que  influyentes sectores políticos y económicos obran en Haití por entorpecer el proceso de  consolidación de las relaciones  dominico haitiana, porque de otra manera no se explica tan extraña prohibición de pollos y aves  e inaceptable ofensa  contra el presidente dominicano.

Al  divulgar esa veda a  aves, huevos y carnes por las redes sociales veda, el ministerio de Industria de Haití ha causado o pretendido causar, con o sin intención, daño colateral a la economía dominicana porque afectaría el turismo o las exportaciones de  esos productos a otros mercados.

La Cancillería esta compelida a notificar a su par haitiana el  obvio malestar del gobierno dominicano por la injusta prohibición a las importaciones de huevo y pollo y por el grosero e inaceptable expresión de hostilidad contra el presidente Danilo Medina contenido en esa caricatura de prensa, expresión de descortesía y malos modales hacia un jefe de Estado que  fue a Haití a llevar y no a buscar.

Centinue Reading
Publicidad
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados cen *