Cennect with us

NACIONALES

Director de Casa Abierta aboga se legalice el consumo de drogas en República Dominicana

Publicado

en

3EDEADAF-90EA-4B51-88FC-95F56573E12F.jpg__209__400__CROPz0x209y400El director ejecutivo de Casa Abierta, Juan Radhamés de la Rosa, demandó la despenalización urgente del consumo de drogas en República Dominicana, solicitud que hizo a las autoridades al cumplirse este mes el 39 aniversario de la entidad.

Afirmó que el país debe avanzar hacia una perspectiva más integral, pero dijo en materia de drogas se entiende y asume que la dependencia de estupefacientes es una enfermedad crónica y recurrente y, debe ser tratada como un tema de salud pública.

De la Rosa considera que la política aplicada hasta el momento lo que hace es “criminalizar a los más pobres, arrojándolos a cárceles inmundas de un sistema que ha colapsado, y que forma parte de un gran sistema corrupto que agrava los problemas de delincuencia, cuando su misión debe ser también la rehabilitación y reinserción social”.

Estudios recientes muestran que hay un uso creciente de heroína en el país y que también es alarmante el consumo de alcohol, lo que considera como la droga que más daño hace a la humanidad, sin que se le preste la necesaria atención, consideró.

“Se ha ido desarrollando un comercio y consumo creciente de Clerén, que se vende hoy en casi todos los negocios barriales, sin que las autoridades se den por enteradas. En nuestro país también se están elaborando drogas de diseño o mezclas de elementos de fácil y libre acceso”, apuntó Juan Radhamés.

Asimismo se refirió al informe más reciente de la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito UNODC, que evidencia la tendencia mundial a pasar a nuevas sustancias.

Precisó que el negocio de las drogas se reorganiza en torno a sustancias de fácil elaboración, mientras se juega a la guerra solo contra los más pobres porque “las políticas de drogas dominicanas siguen definiéndose dentro de los parámetros de la “Guerra contra las drogas”, que insiste en un modelo ultra prohibicionista, represivo y de un falso discurso de “tolerancia cero”, que a pesar de su fracaso continúa vigente”.

En otro orden, Juan Radhamés de la Rosa dijo que agobiado por los problemas financieros y falta de apoyo a sus programas, Casa Abierta se ha visto obligada a reducir la cobertura de sus programas, y con ello al personal institucional. “Seguimos esperanzados en que en la inversión para la prevención y el tratamiento de drogas, el Gobierno tomará decisiones diferentes en la elaboración del presupuesto 2014”.

Publicidad
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados cen *