Cennect with us

Opiniones

Amable debería ser más amable con el PRSC

Publicado

en

cesar fragoso  2013-09-20 a las 10.37.39 PMPOR CÉSAR FRAGOSO.-

 Aunque mi buen amigo Amable Aristy Castro tiene todo el derecho a querer ser de nuevo el Presidente del PRSC, en este momento especial que vive nuestro Partido, sus pretensiones no son convenientes ni para él ni para el reformismo.

Don Amable ha trazado una trayectoria de triunfos en su Provincia de La Altagracia que lo hacen merecedor del respeto y la admiración, no solo de sus amigos y seguidores, sino también de sus más fuertes adversarios.

Este hombre de contextura débil y de bajo tamaño, tiene la mano de hierro y un corazón gigante y poderoso, en cuanto a sus luchas por posiciones políticas se refiere, demostrando que no le tiembla el pulso para tomar decisiones, hacer arreglos y ganarle a cualquiera, a veces por encima de las posibilidades.

Yo, que recorrí el país junto a él, en nuestra lucha por quitarle la Liga Municipal Dominicana al PRD, puedo decirles que este incansable luchador y mega estratega de la política dominicana, a veces me llamaba a las 12 de la noche para decirme que me esperaba en su casa  a las 2 de la madrugada pues, a   las 6 de la mañana nos tomaríamos un café en la casa de un Regidor de Restauración, que  a las 8 desayunaríamos en Manzanillo, a las 10 tendríamos una reunión en Mao y a las 12, nos comeríamos un sancocho de gallina criolla debajo de una mata en el patio de una casa en Monción, por ponerles solo un ejemplo de cómo trabaja.

Ustedes recordarán que Amable y el PRSC le ganaron el pleito al PRD, a pesar del “entren tó c…” del entonces Presidente del Senado, el Sr. Ramón Alburquerque.

Haber ganado tantas batallas hace que un gladiador como Don Amable se vea rodeado de una serie de consejeros y de seguidores, que podrían estar empujándolo a luchar nueva vez por ganar la Presidencia del PRSC,  enfrentándolo en esta oportunidad con el Ing. Carlos Morales Troncoso.

Todos los que después de la muerte del Dr. Joaquín Balaguer hemos seguido de una forma u otra en el Partido Reformista, así como el pueblo dominicano en general, sabemos que, si bien es cierto todo lo anterior dicho sobre los triunfos individuales de Don Amable, no menos cierto es que, en el aspecto macro, en lo que al PRSC se refiere, el Lic. Aristy Castro ha sido un gran perdedor.

Para nadie es un secreto que, tanto  como Presidente del PRSC y como candidato a la Presidencia del país, Don Amable llevó el Partido Reformista casi a la desaparición, bajando su categoría de Partido Mayoritario a Minoritario y que la aceptación de Don Carlos Morales a ocupar la Presidencia de nuestra organización, fue lo que le salvó la vida al gallo colorao, poniéndolo de nuevo a  cantar.

Tampoco hay  necesidad de abundar mucho sobre lo sucedido con la llamada Alianza Rosada y, hace poco, en las pasadas elecciones, donde Amable y sus más cercanos colaboradores se aliaron al PRD y mandaron a votar en contra del PRSC.

Lo  antes indicado, me obliga a decirle a Don Amable, a quien dicho sea de paso, le estaré eternamente agradecido por la manera en que fue solidario conmigo cuando mi madre estuvo interna en la Plaza de la salud, que en este momento histórico del reformismo, su actitud, en lugar de estar enfrentando a Don Carlos y luchando por volver a ser Presidente del PRSC, debería ser la de dar un respaldo absoluto e irrestricto al Ing. Morales Troncoso, y, con ello, al hombre que le salvó la vida al PRSC y ha vuelto a poner nuestro Partido en la mira de un pueblo que anhela volver a tener un reformista dirigiendo el país.

Don Amable, no debería hacerle caso a quienes le están llevando a echar otro pleito macro en el que no tiene ninguna posibilidad de ganar. No importa que él sea un fajador y un extraordinario ganador; en esta oportunidad, de nuevo va a perder.

A pesar de todos los amarres que haga y de todo el dinero que invierta en sus pretensiones, Don Amable no volverá, por lo menos en esta oportunidad, a ser el Presidente del PRSC, por una sencilla razón; los reformistas nos hemos dado cuenta de que tenemos posibilidades de volver al poder únicamente si hacemos un proyecto colectivo y si dejamos de ser propiedad de una persona y sus adeptos.

La decisión de seguir creciendo como Partido y de volver a ser lo que fuimos en los tiempos de Balaguer, ya está tomada por los reformistas y nada ni nadie podrá cambiar ese deseo ardiente de un pueblo que está cansado de atajar para que otro enlace.

Don Amable está a tiempo de casarse con la gloria, para hacerlo sencillamente tiene que ser mas amable con el PRSC y, por la verdadera unidad, seguir la corriente desbordada que lleva en el tope de la ola a Don Carlos Morales Troncoso, para que éste, de nuevo, sea el Presidente del Partido Reformista Social Cristiano.

El autor es Miembro de la Comisión Nacional de Comunicaciones y Coordinador de los Voceros del PRSC.

Centinue Reading
Publicidad
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados cen *