Cennect with us

Opiniones

Las Negociaciones Bilaterales Migratorias y La Teoría de Juegos

Publicado

en

RAFAEL-DIAZPor Rafael B. Díaz.- 

«El mejor resultado es producto de que todos en el grupo hagan lo mejor para sí mismos y para el grupo».
John Nash

Cuando dos estados soberanos van a una mesa de negociación, regularmente es el resultado de la aparición de un evento externo que les afecta mutuamente, de la acción independiente de uno de los estados que tiene un efecto negativo o indeseado en el otro, o para revisar las reglas de juego pues estas no ofrecen un beneficio óptimo, de acuerdo a uno de los dos estados.

En cualquiera de las tres  razones previamente mencionadas, al sentarse a la mesa, ambas naciones buscan optimizar el resultado de las negociaciones. La habilidad de conseguir el resultado deseado, o lo más cercano a éste, dependerá en gran manera de varios factores:

  • la capacidad militar,
  • el poder económico, y
  • el apoyo de otras naciones alineadas con los estados negociantes;

estos podrían considerarse factores fuertes, y dependiendo de la asimetría en ellos, las negociaciones arrojarán resultados positivos al más fuerte.

La geografía, la capacidad de negociación de los mediadores, la identidad nacional, con esto queremos decir, que tan homogenea y cohesiva sea la poblacion del pais, que tan fuerte sean las estructuras politicas y legales, son factores importantes e influyen en que tan flexible sea el proceso.

Al hablar de Estados Soberanos, nos referimos a estados reconocidos internacionalmente, signatorios de la Carta de las Naciones Unidas, y con cierto respeto a los tratados internacionales que han firmado y hecho propios.

No nos referimos a estados en cierne, pues puede ser muy cuestionable la autoridad de quien dice representarlo, por lo tanto, la validez de la negociación.

Al enfocar las negociaciones desde la perspectiva del “Estado”, es imposible desligarlas del aspecto político que las permea. Esto obliga a transar en condiciones por debajo de los niveles óptimos, que producen resultados inferiores a los obtenidos si estos se enmarcasen en un entorno puramente económico.

El impacto de la dinámica global influye directamente las negociaciones pues las decisiones de un estado pueden tener repercursiones en terceros. Esto se traduce en presiones y acciones por debajo de la mesa por otro u otros actores influyentes, que no forman parte directa de la negociación.

Se ofrecerán uno que otro depósito en bancos suizos para incentivar a los negociantes, apoyo condicionado, represalia por falta de aceptar acuerdos, etc. Estos y otros factores intangibles hacen que un estado o el otro se vea forzado a ceder a expensas propias.

Ocupemonos por un momento en ver las negociaciones desde el cristal puro de la Matemática, en particular de la Teoría de Juegos. Esta teoría no cambia la realidad planteada anteriormente, pero ofrece una forma de evaluar y preveer los resultados posibles.

¿Qué es la Teoría de Juegos?

La Teoría de Juegos es un área de las matemáticas que utiliza modelos para estudiar la elección de una conducta óptima, en un juego en particular, cuando el resultado depende de las elecciones que haga el oponente. El resultado se refiere tanto el coste como al beneficio de cada opción disponible.

Un juego abarca a los jugadores, las jugadas o estrategias, y las recompensas disponibles para cada jugada o estrategia. Existen muchas clases de juegos, simétricos, asimétricos, secuenciales, de suma cero, cooperativos, etc.

Esta teoría se ha utilizado en biología, política, ciencias computacionales, economía, y otros ámbitos. Los juegos se representan formalmente en un matriz de pagos, donde se muestran los jugadores, las estrategias y las recompensas.

Es necesario definir los dos términos siguientes antes de continuar:

Elección Racional,  se refiere a una teoría que se enfoca en las elecciones que hace un individuo ante varias opciones posibles; la premisa es que el hombre es egoísta y siempre hará la elección que le ofrezca mejores beneficios personales.

Estrategia Dominante,  una estrategia es dominante cuando el jugador que la elige recibe el mejor beneficio posible siempre, independientemente de la elección realizada por el otro jugador.

Sin adentrarnos más en términos técnicos, tenemos claro que en un juego o negociación entre dos países, se buscará la optimización de los beneficios, y que estos dependerán de la estrategia seguida, entre otros factores. La teoría nos ofrece varios consejos útiles que han sido probados tras años de investigación:

  1. Es preferible negociar utilizando una estrategia estrictamente dominante
  2. La elección racional no siempre nos ofrecerá los resultados esperados
  3. Es necesario saber de antemano cuales resultados concretos deseamos obtener para forjar una estrategia que nos ayude a conseguirlos
  4. Es necesario entender que busca nuestro oponente para que podamos visualizar de que forma jugará, o que estrategia seguirá

Las Negociaciones Bilaterales

Con la definición breve de la teoría y alguno de sus componentes, retomemos nuevamente a las negociaciones bilaterales, plasmándolas como un juego per se. Utilizaremos como guía las cuatro directrices ofrecidas por la teoría de juegos.

Cambiaremos el orden de las directrices, pues es nuestro parecer que tenemos que saber lo que deseamos obtener, mucho antes de sentarnos en una mesa de negociación.

Teórica y prácticamente, al realizarse una transacción y cubrirse los costes, ambas partes han recibido beneficio; de lo contrario la transacción nunca hubiese sido completada. Esto no significa que la transacción pudiese definirse como ¨Pareto Óptima o Pareto-Eficiente¨ (i.e. ambas partes recibieron la mejor recompensa posible).

Los intereses nacionales de ningún país pueden protegerse, ni avanzarse en planos económicos ni sociales siendo altruistas. Nuestros oponentes o competidores buscarán optimizar los beneficios en las negociaciones, igualmente debemos hacer nosotros.

Siguiendo lo enunciado por Nash, ambos estados recibirían mejores beneficios si luego de pensar en la utilidad individual ambos se enfocan el la utilidad colectiva.

Juguemos Las Negociaciones Migratorias Dominico-Haitianas

Utilizaremos un formato no ortodoxo para listar la mayor cantidad posible de beneficios, costos, y actores internacionales que están involucrados en el proceso, aún sea esta una negociación bilateral. La lista no es exhaustiva ni exclusiva, solo mencionamos los  elementos obvios.

Jugadores:

República Dominicana
República de Haití

Beneficios:

Regularización del flujo migratorio
Expulsión de ciudadanos indeseados
Regularización de los visados de trabajo
Extensión de los períodos de visados estudiantiles
Garantía Jurídica de los inmigrantes
Acceso a los mercados laborales dominicanos
Reducción de la presión internacional
Reducción de entradas ilegales
Acuerdos vinculantes sobre condiciones migratorias
Acuerdos vinculantes sobre deportaciones
Definición de zonas a proteger para impedir/reducir flujos ilegales
Costes:

Documentación legal para inmigrar (Pasaportes, visados, vacunas, etc.)
Incremento del tiempo requerido para viajar
Aumento de puntos de controles fronterizos
Reducción de mano de obra disponible
Negociaciones con empleadores dominicanos que utilizan ilegales
Inspecciones periódicas de trabajadores temporales
Reducción en el envío de remesas hacia Haití
Reducción de los elementos de presión internacional para Haití

Estrategias:

Las estrategias se definirán de acuerdo a la preferencia de los beneficios y los costes que cada gobierno esté dispuestos a asumir.

Actores Indirectos pero con Intereses en los Resultados:

Estados Unidos de Norte América (EEUUAA)

Intereses:
Reducir la migración ilegal de haitianos hacia su país
Proteger los mercados laborales de mano de obra barata e ilegal
Otros intangibles o no tan aparentes

Influencia en los jugadores:

Presión económica y política
Suspensión de ayudas por falta de cooperación
Conocedores directos de los agentes negociadores

Comunidad del Caribe (CARICOM)

Intereses:
Reducir la migración hacia sus países miembros
Reducir la carga económica de validar el Seguro Social de los haitianos
Reducir la influencia de una cultura distinta a la mayoría de los países

Influencia en los jugadores:

Haití es parte del CARICOM
El CARICOM cuenta con quince (15) países integrados y cinco (5) asociados. Estos países tienen voz y voto individual en la ONU.

Aunque existen otros observadores en las rondas de negociación, creemos que estas son las partes más interesadas en que se otorgue mayor acceso a los haitianos al territorio dominicano. Sin importar los costes a nuestro país, para ellos es menos costosa esta solución que otra que implique abrir sus fronteras de la forma que nos piden a nosotros.

De nuevo, esta lista que preparamos no responde a la matriz de pagos que se utiliza al definir un juego. Sin embargo, los datos que hemos incluido en esta lista formaran parte integra del ¨Modelo Teórico¨ a formularse al definir el juego.

Estamos tratando a toda costa de no utilizar lenguaje ni figuras técnicas que reduzca la capacidad de entendimiento de nuestro artículo.

1. ¿ Que desea la República Dominicana obtener en una negociación bilateral ?

Antes de enumerar las recompensas o beneficios que la República Dominicana buscaría en la ronda de negociación migratoria, debemos mencionar el marco legal que delimitan los objetivos de las relaciones internacionales, por lo cual, de los acuerdos bilaterales a ejecutarse.

De acuerdo a la Constitución del 2010, Capítulo VI, De las Relaciones Internacionales, Artículo 26, Acápite 3, ¨Las relaciones internacionales de la República Dominicana se fundamentan y rigen por la afirmación y promoción de sus valores e intereses nacionales…¨.

Las estrategias de negociación deberán estar subordinadas al respeto de estos parámetros y garantizarán su cumplimiento, con respecto a los intereses nacionales.

El tránsito hacia la República Dominicana y la permanencia temporal o definitiva en nuestro territorio deben estar cien por ciento regulados, de forma tal que las autoridades dominicanas puedan:

  • Cuantificar los nacionales extranjeros
  • Identificar su residencia, fechas de entrada, historial migratorio entre otros
  • Asistir las comunidades en casos de brotes aislados propios de los puntos de origen de los extranjeros llegados al país
  • Proteger los ciudadanos extranjeros en caso de problemas de cualquier índole, política o no.

Enumeremos entonces que puede aspirar el gobierno dominicano grosso modo como resultado de las negociaciones sobre asuntos migratorios:

  • Que cada ciudadano haitiano, al llegar a los puntos migratorios formales en territorio dominicano tenga:
  • Documentos de identificación válidos
  • Historial médico, utilizando formularios estandarizados
  • Historial criminal, fuera y dentro del país de origen
  • Un visado previo
  • Acuerdos bilaterales que acepten la vacunación de los individuos que no cumplen con los requisitos sanitarios nacionales
  • Garantías del respeto a la repatriación de ciudadanos indeseados, que han infringido las leyes nacionales, o de permanencia ilegal en el país
  • Contratos vinculantes, dentro del marco de las Naciones Unidas, que minimicen los riesgos de litigios futuros en tribunales internacionales
  • Una migración controlada, de acuerdo a un número determinado de inmigrantes que no perjudique el país

2. ¿ Qué puede Querer Haití ?

Sería muy pretensioso de nuestra parte querer hacer el papel de Sibila, Casandra, o conocer el futuro haitiano, leyendo sus entrañas políticas, económicas y sociales, sin contar con la experticia ni las herramientas de observación de la Mossad o la CIA. Nuestras premisas son el status quo de la migración haitiana, el estatus de los haitianos en territorio dominicano, y el impacto económico del envío de remesas hacia Haití.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inmigrantes en la República Dominicana (ENI-2012), el 87,3% de los inmigrantes en el país eran de origen haitiano, con un total de 458,233 personas. Esta cifra equivale al 5% de la población total haitiana de 9,893,934 estimada a Julio 2013 (CIA World Factbook).

La ENI-2012 reporta también que el 47.1% de los haitianos desean permanecer en el país, que 44.7% envió remesas a Haití, y que el 40.5% estaban desocupados.

Aún con un poco menos del 50% de los inmigrantes haitianos enviando remesas, éstas ascendieron a US$65.0MM, o el 16.4% del total de las remesas enviadas desde República Dominicana en el 2012 (Las Remesas en la Economía Dominicana, Análisis para el Período 2010-2012, Banco Central de la República Dominicana, Enero 2014).

Ahora tenemos una visión parcial de fuentes oficiales que nos ofrecen luz sobre la importancia de la migración y la permanencia de los ciudadanos haitianos en territorio dominicano. Al menos un cinco por ciento (5%) de la población haitiana está en nuestro país (independientemente del estado migratorio).

El 44.7% de dicha población, que corresponde al 2.2% de la población haitiana total, aportó en el 2012 cerca del 1% del PIB haitiano de US$7.2 Millardos (Ivan Kushnir´s Research Center), con fondos devengados en la República Dominicana.

Podemos apostar y ganar por un gran margen, que la cifra es mayor pues no incluye el dinero que pasa de mano a mano en los cruces fronterizos, los beneficios generados en los mercados informales, etc.

Debemos tener en cuenta que la diáspora haitiana más numerosa se encuentra en nuestro país. Esto en si implica que el gobierno haitiano debe observar de cerca el bienestar de su diáspora mayor.

Con esta información a mano, podríamos intentar inferir que buscaría el gobierno haitiano en negociaciones formales sobre el tema migratorio.

  • Regularización del estatus migratorio de los haitianos ilegales
  • Ayuda en el proceso de documentación de los indocumentados
  • Acceso a plazas de trabajo bajo visa de trabajo temporal
  • Acuerdo sobre número de visas otorgadas anualmente
    • Para estudiantes
    • Para trabajo (por oficio, no temporero)
    • Para trabajo temporal
    • Seguridad Jurídica para los inmigrantes
    • Respeto a las derechos básicos de los ilegales

Las autoridades haitianas han documentado puntos específicos de su interés para las negociaciones en asuntos migratorios:

  • Revisión del Protocolo de Repatriación del 1999
  • Reconstrucción de los bornes fronterizos
  • Obras de delimitación binacional en los pasos fronterizos
  • Extensión del período de renovación de las visas de estudiantes

3. Elegir una Estrategia Dominante

Siguiendo las recomendaciones de los estudios históricos sobre teoría de juegos, es importante seguir una estrategia dominante para que, independientemente de las decisiones del otro jugador, siempre se obtengan los mejores resultados posibles.

En este juego en particular, el ¨mejor resultado posible¨ es relativo, pues no puede cuantificarse directamente el valor de los beneficios. Cada país determinará que resultado en particular es el más importante y definirá estrategias para lograrlo.

Si para la República Dominicana es más importante la regularización de los indocumentados e ilegales, debe definir una estrategia de negociación que le permita obtenerlo, ofreciendo a cambio la menor cantidad de concesiones posibles.

Si por el contrario, lo importante es reducir o eliminar el flujo de nuevos haitianos ilegales, debe enfocarse en ofrecer como recompensa la reconstrucción de los bornes y la construcción de obras de delimitación que fortalezcan la frontera por medios físicos, combinados con mayor patrullaje, puntos de control, etc.

Las estrategias dependerán de lo que cada gobierno identifique como ¨más importante, o innegociable¨.

4. La ¨Elección Racional¨ no siempre ofrecerá los resultados esperados

La estrategia a seguir debe tener en cuenta que no necesariamente lo que parezca la elección racional o lógica (obtener la mayor cantidad de beneficios y reducir los riesgos y costos) del oponente será la guía para la negociación.

Amartya Sen y otros economistas de renombre han ofrecido prueba de que los seres humanos no son siempre racionales. Lo que el encuestador califica como racional puede no serlo para el encuestado.

El que hagamos ofertas en línea con los deseos del gobierno haitiano no garantiza que las aceptarán, aún nuestra propuesta sea o pueda ser vista como atractiva. Por tanto, el altruismo no será la mejor opción para conseguir nuestros objetivos, teniendo en cuenta la guía de nuestra constitución que nos obliga a proteger los intereses nacionales.

Cualificación Técnica del Juego

Antes de desarrollar un modelo teórico queremos cualificar las negociaciones binacionales migratorias de acuerdo a los diversos juegos disponibles o definidos por lo teoría de juegos.

Este es un juego asimétrico pues no existen estrategias similares o intercambiables para ambos jugadores. Los beneficios o recompensas deseados por nuestro país no son los mismos para Haití; si para nosotros lo más importante es una migración controlada y estrictamente legal, esto incrementará los costes para el gobierno haitiano.

De igual forma, si el gobierno haitiano busca mayor acceso a los mercados laborales dominicanos, tendrá que buscar una estrategia que será muy diferente a la dominicana, si quisiésemos atraer mano de obra o profesionales calificados desde Haití.

Podemos calificar el juego además como ¨suma distinta de cero¨. Las ganancias que obtenga el gobierno dominicano documentando los haitianos ilegales, deportando los que considere necesario, y regulando la entrada de ciudadanos haitianos nuevos no es un indicador de pérdida para el gobierno haitiano.

Ellos pueden conseguir Visado extendido para los estudiantes, un número determinado de visas anuales para trabajos temporeros o no, y cooperación de nuestro gobierno para la delimitación fronteriza, haciendo que los resultados de la negociación sean fructíferos para ambos.

Este es un ¨Juego Cooperativo¨ porque las recompensas y costes que forman el acuerdo de la negociación bilateral se pueden plasmar en un contrato vinculante. El arbitraje u observación ofrecido por CARICOM, Venezuela, y los demás países puede ser utilizado para hacer cumplir los términos del contrato si uno de los negociantes quisiese faltar al acuerdo firmado.

Es además un ¨Juego Secuencial con Información Perfecta¨. Los negociadores de ambos países conocen las estrategias seguidas anteriormente por el oponente en materia migratoria. Podemos añadir que también se conocen los costes como las recompensas.

El Modelo Teórico de las Negociaciones

El modelo identifica como interactuarán los integrantes de las comisiones siguiendo los parámetros definidos por ambos gobiernos. Se definirán las estrategias, tomando en cuenta los intereses particulares de cada país, las implicaciones de las decisiones en los planos nacionales e internacionales, y la valoración del efecto de los resultados en las relaciones bilaterales.

Contamos con los siguientes componentes para formular el modelo:

Grupos de Interés Nacional
Grupos de Interés Internacional
Decisiones Políticas Entre Ambos Países
Efecto de los Resultados en las Relaciones Bilaterales
Costo Nacional de la Ejecución de las Políticas
Costo Internacional de la Ejecución de las Políticas
Utilidad Asignada a los Resultados

Todos estos componentes son agrupados en un modelo teórico y se documentan las variables y la importancia que cada país asigna a cada una de ellas. Hemos optado por simplificar y no ofrecer formulas ni términos técnicos que oscurecerían la interpretación del trabajo.

La importancia de armar el modelo y asignar valores positivos o negativos a los resultados, la importancia de las decisiones políticas, el efecto en los ámbitos nacionales e internacionales, etc., está en que podemos preparar varios escenarios y visualizar los resultados posibles, antes de llegar a la mesa de negociaciones.

Debe recordarse que cada país desarrolla un modelo similar pues los componentes son los mismos. Solo cambian los valores asignados de acuerdo a la importancia de las acciones políticas concretas tomadas por cada estado.

Equilibrios de Nash

Se conoce como equilibrio de Nash cuando las estrategias ejecutadas por cada uno de los jugadores (en nuestro caso dos), si la elección del jugador A, es óptima, dada la elección de B y viceversa. Si al final del juego, cuando ambos conocen los resultados, ninguno de los jugadores quiere cambiarlos, se ha alcanzado el equilibrio de Nash.

En nuestro juego migratorio, este equilibrio puede ser obtenido con varias estrategias ya que como explicamos anteriormente, al ser un juego de suma distinta de cero, tanto Haití como República Dominicana pueden resultar beneficiados, y ambos aceptar resultados satisfactorios distintos.

Comentarios Finales

El artículo fue preparado con el objetivo de presentar las negociaciones bilaterales en asuntos migratorios desde la perspectiva de la teoría de juegos.

Hemos visto que utilizando esta herramienta podemos preparar formalmente una matriz de pago que nos permita identificar los beneficios que queremos alcanzar utilizando una estrategia en particular.

No intentamos ofrecer un modelo óptimo de  negociación. Al enumerar los beneficios y los costos, identificar los actores nacionales e internacionales, asignar utilidad a los costes políticos de las decisiones tomadas, ayudamos a preparar un modelo, con varias estrategias de juego que nos permitan obtener resultados tangibles que mejoren el estadio migratorio actual.

La República Dominicana atraviesa un momento difícil tanto político como diplomático. En la búsqueda de esclarecer las reglas de juego respecto a la nacionalidad dominicana, y buscar soluciones conjuntas a los problemas migratorios, de seguridad, de comercio y medio ambiente entre otros, ha comenzado una serie de rondas con los funcionarios del gobierno de Haití.

Sin poner en duda la autenticidad de la búsqueda de soluciones a estos problemas comunes, se puede vislumbrar un sesgo de imparcialidad de terceros que permean negativamente las negociaciones. Las razones de dicha imparcialidad son múltiples y no son el objeto de este análisis, pero si podemos decir que esto hace cada vez más difícil para nuestro país negociar con Haití.

Como el resultado de las negociaciones afectará el país positiva o negativamente, es necesario que nuestros equipos negociadores sean lo más eficientes posible. Para eso es necesario que estén equipados con todas las herramientas al alcance de sus manos.

Las matemáticas nos ofrecen una herramienta que data del 1838 y ha sido utilizada para documentar empíricamente las interacciones en forma de juegos formales. Esta teoría nos ayuda a desarrollar una o varias estrategias que nos permita optimizar los resultados de las negociaciones.

Independientemente del conocimiento de los temas de agenda de los ministros, vice ministros y técnicos de cada una de las áreas específicas siendo negociadas, el desarrollar una estrategia ganadora requiere otro tipo de experticia.

Negociadores entrenados y el apoyo de sistemas que modelan el comportamiento humano y predicen resultados serían altamente favorables en estas negociaciones. Si el gobierno dominicano ensambla un equipo de estos técnicos, que cuenten con tecnología de punta en el área de teoría de juegos, podemos aumentar las posibilidades de obtener resultados óptimos al negociar.

Las relaciones bilaterales con Haití son cada vez más importantes para el país. No solo es Haití uno de nuestros principales mercados de exportación, sino también el único país con quien compartimos una frontera terrestre.

Las asimetrías económica, de infraestructura, el marco legal, y los recursos naturales entre ambos países hacen de República Dominicana un destino deseado para los ciudadanos haitianos. La tendencia hacia la interacción e integración económica mundial ha incrementado la movilidad tanto de capitales como de mano de obra; no podemos escapar esta realidad.

Estamos en una posición aventajada con respecto a captar mano de obra barata, y profesionales especializados de Haití. Nuestro objetivo debía ser sacar provecho a esta coyuntura, y hacerlo de manera organizada de forma que no atentemos contra la seguridad nacional.

Desde otro punto de vista, la migración de mano de obra haitiana, y el uso de las mismas en diversas áreas económicas puede indicar nuestras deficiencias en el sistema educativo y nuestra fuerza laboral. Esto podría utilizarse para mejorar las escuelas técnicas, las escuelas de idiomas, y las condiciones y remuneraciones de la mano de obra local que también emigra hacia otros países mas desarrollados que el nuestro.

La migración ilegal y descontrolada tienen un efecto negativo directo en el presupuesto del estado, la oferta de beneficios sociales, y el consumo de los recursos nacionales. Si la teoría de juegos nos ayuda a mejorar los resultados de las negociaciones bilaterales debe ser nuestro interés utilizarla.

Las opiniones expresadas en este documento no representan las posiciones políticas del Poder Ejecutivo ni las posiciones diplomáticas del Ministerio de Relaciones Exteriores. Son responsabilidad de nuestro foro.

*El autor es economista y politólogo de formación, egresado de la Universidad Pace de New York.

Centinue Reading
Publicidad