Cennect with us

Opiniones

Sobre las Relaciones Dominico-Turcas

Publicado

en

RAFAEL-DIAZPor Rafael B. Díaz.-

“Soy musulmán, turco, demócrata, y mi Gobierno es laico. Lo demás son especulaciones sin fundamento”

Recep Tayyip Erdogan
Primer Ministro Turco

El 21 de Abril del 2014, los gobiernos Dominicano y Turco firmaron varios acuerdos de cooperación, lo que quizás marca el inicio de la formalización de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones.

El Vice Ministro José Manuel Trullos, en representación de nuestro Canciller Morales Troncoso, y el Ministro de Exteriores Turco Ahmet Davutoğlu, encabezaron las negociaciones, celebradas en nuestra Cancilleria.

Específicamente se firmaron acuerdos para:

  • incentivar la actividad económica bilateral
  • facilitar los servicios aéreos internacionales, y
  • supresión de visas para los pasaportes diplomáticos y oficiales

Estos acuerdos comienzan a abrir al país un mercado de 76 millones de habitantes, con un PIB que supera los 1,100 billones de dólares, utilizando la escala larga (trillones usando la escala corta) desde 2011. FOTO TRUJOLS

Turquía, situada en la posición 17 en el 2013 de acuerdo a su PIB, tiene relaciones económicas fuertes con Alemania, Iraq, Irán, Rusia, Reino Unido, Emiratos Árabes, tanto en importaciones como exportaciones, y cerca del 10% de sus importaciones provienen de China.

Los principales productos de exportación son ropa confeccionada, alimentos, textiles, manufactura en metales, y vehículos de transporte. (CIA World Factbook 2013).

La composición étnica es de una mayoría de Turcos 75%, Kurdos 18% y grupos minoritarios 7%. La composición religiosa responde a la etnia, con un 99.2% de Musulmanes Suníes, y el menos de 1% restante de Judíos y Cristianos (CIA Word Factbook 2013).

Turquía y la Unión Europea

Las exportaciones porcentuales turcas a la Unión Europea, son como sigue: Alemania 8,6%, Reino Unido 5,7%, Italia 4,2%, Francia 4,1%. Las importaciones desde la zona son: Alemania 9,0%, e Italia 5,6% (CIA World Fact Book).

A pesar de su actividad económica con estos países, y de haber firmado el Acuerdo de Ankara en 1995 que permite el flujo de productos desde y hacia el Mercado Común Europeo sin restricciones, Turquía no ha logrado ser admitido como miembro de la Unión Europea. La solicitud de pertenecer a la Unión como miembro de pleno derecho comenzó en Abril del 1987.

Existen tres argumentos claros, que han sido expuestos por varios países como, Alemania, Francia, Austria, y que han impedido la entrada a la Unión:

  1. La Península de Anatolia, está situada en Asia, y la Unión es solo para países europeos
  2. Turquía es Musulmana en su gran mayoría, al entrar a la Unión crearía conflictos con la parte Cristiana, que es la religión y base cultural de todos los demás países. Esto también ha impedido la entrada de Albania.
  3. La ocupación turca del Norte de Chipre

La Canciller Merkel, argumentaba que al entrar Turquía a la Unión, aumentaría la inmigración turca hacia Alemania, lo que supondría una gran carga para el país, e incrementaría la influencia musulmana. Sarkozy repitió en reiteradas ocasiones su oposición y sugería se le concediese un estatuto de asociación privilegiada. (http://es.wikipedia.org/wiki/Adhesión_de_Turquía_a_la_Unión_Europea)

Las negociaciones sobre la entrada o no de Turquía a la Unión siguen en pie, sin verse con claridad una fecha para finalizarlas.

Turquía y los Estados Unidos

A pesar de que la actividad económica entre Turquía y los Estados Unidos es ¨modesta¨ si se compara con los países mencionados anteriormente, el 6,0% de las importaciones turcas provienen de los Estados Unidos. Aviones, Hierro, Acero, y Productos Agrícolas conforman el grueso de dichas importaciones.

Esta cifra no refleja la importancia geopolítica que Estados Unidos otorga a Turquía. Con acceso directo al Mar Negro, fronteras con Irán, Iraq, y Siria, control del Estrecho de Bósforo, y del Estrecho de Dardanelos, Turquía tiene una importancia vital dada su ubicación geográfica.

Las relaciones Turco-Estadounidenses se remontan al Siglo XVIII, cuando los Estados Unidos establecieron relaciones diplomáticas con el Imperio Otomán. El 12 de Julio de 1947 se comenzaron las relaciones bilaterales recientes, siguiendo la Doctrina de Truman.

Turquía es parte de la OTAN desde 1952, y formó parte de las Fuerzas Estabilizadoras en Afganistán ISAF. Los Estados Unidos tienen una base militar en Incirlik desde 1958.(US Department of State, US Relations with Turkey. http://www.state.gov/r/pa/ei/bgn/3432.htm).

Nuestras Reflexiones

Esta reseña mínima de Turquía nos presenta, a vuelo de pájaro, un panorama distinto de la mayoría de los países con quienes mantenemos relaciones bilaterales formales, esencialmente cristianos, a excepción de nuestras misiones en Asia y África.

Hemos expuesto la relación actual de Turquía-Unión Europea como preludio a nuestro análisis sobre el impacto que tiene para nuestro país la firma de estos acuerdos comerciales y consulares.

La diferencia cultural, de la cual la forma parte la religión, ha sido y será una piedra de tropiezo al establecer relaciones con países con creencias, prácticas, y tradiciones distintas. La República Dominicana, con un porcentaje sobre el 95% de creyentes Cristianos, en su mayoría católicos, con una enseñanza religiosa limitada, como lo evidencia la Ley 44-00, tiene mucho por andar si pretende ahondar el intercambio comercial y cultural con Turquía.

Nuestras escuelas no enseñan nada en lo absoluto sobre otros credos, pues nuestra visión religiosa ha sido dirigida por la iglesia católica. Por encima de esto, no contamos con programas comparativos religiosos, y como muestra la ya citada ley, en vez de unir ambas sectas cristianas de forma holística, proponemos y legislamos la separación.

Nos preguntamos si tendremos capacidad colectiva para aceptar la construcción de Mezquitas en nuestras ciudades, e incorporar en nuestros calendarios feriados días observados como señal de respeto a las fiestas de guardar musulmanas.

Si nos enfocamos estrictamente en las principales relaciones comerciales de Turquía, nos damos cuenta que sus socios mayoritarios no son de nuestro hemisferio, y que tienen tradiciones políticas y fortalezas económicas que los diferencian de nuestros socios principales. Rusia, Irán, y China son fuerzas económicas y políticas con agendas distintas a la de los Estados Unidos y la Unión Europea.

La anexión de Crimea, la incursión China en mercados tradicionales de los EEUU, y la reticencia de Irán con respecto a las negociaciones nucleares son ejemplos palpables de su independencia de criterio, y agendas propias.

Esto significa en términos prácticos para la República Dominicana que, nuestra política exterior, nuestras asociaciones, nuestros votos en las Naciones Unidas, deberán ser sopesados ya que un voto de apoyo a Turquía no necesariamente será del agrado de la Unión Europea o Estados Unidos y viceversa.

Conclusiones

Es de suma importancia la diversificación de nuestros mercados de exportación y la creación de nuevos socios comerciales y políticos que nos permitan aumentar nuestros beneficios con ayuda de nuestra política exterior. La diversificación nos obligará también a la apertura, la integración global, y a la madurez.

El asociarnos con culturas diametralmente distintas a las nuestras nos obligará a revisar nuestras estructuras y eliminar el anacronismo de leyes y convenios que no se adaptan a la realidad geopolítica y la dinámica económica y política actual.

El Artículo 45, de la Constitución del 2010, sobre Libertad de Conciencia y de Cultos, garantiza la libertad de conciencia y de cultos, lo cual implícitamente desliga a Estado Dominicano de una secta o credo particulares. Esto, de facto implica un Estado Laico.

La vigencia del Concordato del 1954, firmado por Su Excelencia Reverendísima Domenico Tardini, y el Generalísimo Dr. Rafael Leónidas Trujillo Molina (citamos documento original verbatim) sin embargo, asignan a nuestro estado la condición de Católico, Apostólico, y Romano.

La continuidad del Concordato del 1954 con la Santa Cede, reduce la calidad de laico a nuestro estado, con sus implicaciones prácticas con otros estados laicos, o de religión distinta a la católica.

La Ley 44-00, que establece la lectura e instrucción bíblica en las escuelas públicas, es otro instrumento legal que limita la visión de nuestros pupilos, futuros políticos y diplomáticos, al reducir la enseñanza religiosa a cristianos, católicos o protestantes, y además ofreciendo enseñanza de dichos cultos en aulas separadas.

La inclusión de clases en nuestras escuelas de religión comparativa, de historia universal amplia, y de culturas milenarias se hacen obligatorias para poder interactuar con nuestros socios comerciales y políticos nuevos y futuros.

Nuestra Escuela Diplomática y Consular debería tener programas especiales para el personal del servicio exterior que sea enviado a países de credos y culturas distintos a los nuestros. Sería necesario que el entrenamiento esté orientado al credo en particular del país que nos recibe, y a la historia pasada y presente que los diferencia de los demás países en ese entorno.

India, país con el que tenemos relaciones diplomáticas formales, tiene en su población 993 millones de Hinduistas y 166 millones de Musulmanes Sunís. Al igual que Turquía, con una mayoría absoluta de Musulmanes Sunís, nos ofrecen retos culturales y religiosos que debemos vencer.

El Primer Ministro Turco, Recep Tayyip Erdogan, ha estado involucrado en el proceso de integración de Turquía a la Unión Europea, proyectando una Turquía Laica, al enfrentar resistencia por tener un credo religioso musulmán.

En una entrevista con Miguel Ángel Bastenier, periodista de ¨El País¨ declaro: “Es Europa la que necesita a Turquía, más que nosotros a Europa. Si Europa es sólo un club cristiano puede pasarse sin nosotros, pero si es un conjunto de valores comunes necesita a Turquía, porque somos una pieza esencial para la reconciliación de civilizaciones”.

Creemos que nuestro personal diplomático debe ser debidamente entrenado para proyectar una república laica, independientemente de su credo personal.

Reiteramos nuestro agrado a estos convenios firmados con Turquía, un país con una cultura milenaria y una de las economías más dinámicas del último decenio.

Consideramos como positivos los distintos retos a que nos enfrentaremos en nuestras relaciones bilaterales ya que nos darán la oportunidad de crecer y seguir ampliando nuestra red diplomática en el Oriente Próximo y países de credo Musulmán.

En hora buena.

Las opiniones expresadas en este documento no representan las posiciones políticas del Poder Ejecutivo ni las posiciones diplomáticas del Ministerio de Relaciones Exteriores. Son responsabilidad de nuestro foro.

*El Autor es economista y politólogo de formación, egresado de la Universidad Pace de New York; forma parte del equipo de Política Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Dominicana.

Centinue Reading
Publicidad