Cennect with us

Opiniones

La Renovación Impostergable

Publicado

en

pedro blandinoPor el Dr. Pedro Blandino.- 

La clave para la implementación de un proceso de cambio y modernización en toda organización social, en este caso en un partido político, no reside necesariamente en la utilización de recursos tecnológicos, sino que va más allá del uso de estos medios. La integración de los miembros de la organización en la toma de decisiones, la garantía de una mínima participación y la valoración de sus aportes, constituyen un aspecto fundamental al momento de ejecutar el proceso de renovación.

No es tan solo “lavarle” la cara a la entidad política, ni la inserción a los avances marcados por la ciencia, lo único que define la modernización de los partidos políticos. Lo que determina un proceso renovador, es la participación e involucramiento de todos los miembros de esa entidad política, sin importar el Estatus que estos posean dentro de la misma. Ahí radica la razón de ser de un Equipo Exitoso.

Los hombres y mujeres constituyen los protagonistas de su destino, como entes sociales con defectos y virtudes. Los individuos solo se realizan en la medida en que participan e involucran dentro de su entorno social, por lo cual su participación ha de ser consciente, activa, libre, responsable, eficaz, etc.

La participación de los individuos contribuye a generar transformación, proveyendo una dinámica histórica que enrumbe el destino humano hacia la realización de una sociedad de hombres y mujeres libres y demócratas.

La tarea de modernización del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) ha de estar signada por los elementos de participación de todos sus cuadros dentro de la organización. No se puede hablar de logros significativos, si los eventos se llevan a cabo de una manera excluyente o motorizados por gente que ya cumplieron un ciclo dentro de la organización y que son señalados por muchos, como responsables del estancamiento que ha tenido el partido en los últimos tiempos.

El PRSC tiene dos activos importantes: El legado de su líder histórico Joaquín Balaguer y su militancia, que se ha mantenido fiel al partido, a pesar de las circunstancias. La conjugación del liderazgo de Balaguer y la acción dinámica de los militantes de nuestra organización, fueron factores, que consustanciados por la unidad, convirtieron al PRSC en su momento, en la fuerza política más exitosa del país. A su vez el PRSC se convirtió en el mecanismo de renovación social más efectivo que ha tenido el pueblo dominicano.

Siempre que el partido giró en torno al pensamiento balagueristas, en sintonía con las demandas de la población, el PRSC se mantuvo como una estructura política robusta. Pero a la muerte de Balaguer, comenzaron a gravitar dentro del partido, intereses de grupos que solo aspiraban a su provecho personal, dejando de lado el legado de su líder histórico, fomentando con esto la desconfianza y poca credibilidad dentro de los reformistas.

Dentro del proceso renovador que se lleva a cabo en el partido, nunca hemos ni seremos partidarios de la expulsión de miembros del partido, al contrario, apostamos a que cada quien pueda contribuir al rejuvenecimiento de la organización, dejando de lado sus apetencias y asumiendo una postura de beneficio colectivo.

Este proceso el cual dirige su actual presidente el Ing. Federico Antún Batlle, busca la renovación de cuadros, modernización del partido, la implementación de mecanismos de expresión y participación de sus dirigentes y militancia, apelando a un sentido de disciplina y orden. Además de incentivar la apertura a una generación emergentes de actores políticos, que de seguro vendrán a enriquecer con ideas nuevas, nuestra organización.

Recobrar el esplendor de años anteriores exhibido por el PRSC es una misión de todos. Cada miembro del partido reformista debe asumir el compromiso de rescatar la organización que Joaquín Balaguer lego el pueblo dominicano, para poder conseguir una nación prospera, pero sobre todo inclusiva.

*El autor es abogado y Embajador.

Centinue Reading
Publicidad