Cennect with us

Opiniones

Las Finanzas del Sector Eléctrico deben ser saneadas

Publicado

en

autorPor Alfredo Cruz Polanco.- 

Estas reflexiones las concebimos hace más de un año, pero por prudencia y por ética profesional, esperamos que las auditorías que dieron origen a las mismas, fueran aprobadas oficialmente por la Cámara de Cuentas de la República y colgadas en la web de la institución.

En estos momentos en que distintos sectores empresariales y políticos, a través del Consejo Económico y Social, propugnan por la realización de un “Pacto Eléctrico”, se presenta una gran oportunidad para que las finanzas de este importante sector, que sin duda alguna se ha convertido en un barril sin fondo y principal causante del déficit fiscal del Sector Público Consolidado del país,sean saneadas (analizadas, transparentadas, soportadas y conciliadas).

Según las auditorías realizadas por la Cámara de Cuentas de la República a través de las firmas auditoras independientes KPMG y Grant Thornton, las finanzas de la Corporación Dominicana de las Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), así como las de sus subsidiarias (ETED, EGEHID, EDENORTE, EDESUR, EDEESTE), amerita que las mismas sean corregidas cuanto antes, pues según dichas firmas, en las condiciones actuales, no se pueden tomar decisiones efectivas, correctas y confiables.

Las autoridades que dirigen este importante sector son las más llamadas a corregir estas distorsiones administrativas y financieras, las cuales datan desde hace varias décadas.

Para esto se requerirá del aval de los organismos de control, como son: la Contraloría General y la Cámara de Cuentas de la República; del Congreso Nacional, del Ministerio de Hacienda, de la Dirección General de Compras y Contrataciones, de la Dirección de Ética e Integridad Gubernamental, de la Dirección General de Contabilidad Gubernamental, del Ministerio Administrativo de la Presidencia, la DGII, entre otras.

Debido a las tantas distorsiones y diferencias encontradas por las firmas auditoras, tales como: carencia de soportes y de evidencias en la mayoría de sus cuentas, diferencias en los balances de sus cuentas por cobrar y por pagar de clientes, relacionados y proveedores de energía; ausencia de libros auxiliares; diferencias en las conciliaciones bancarias, aportes de Capital recibidos, a las pérdidas acumuladas, entre otras, cuyos montos ascienden a miles de millones de pesos, éstas se abstuvieron de emitir una opinión a los Estados Financieros, pues no pudieron satisfacer sus requerimientos, tal como lo ordenan las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF´s).

*Correo electrónico del autor: [email protected]

 

Centinue Reading
Publicidad