Cennect with us

NACIONALES

Dominicanos regresaron de EEUU agradecen trato del Consulado de RD en Nueva York y de autoridades

Publicado

en

Cruce Angelina, San Francisco de Macorís.- Dominicanos que estaban varados en los Estados Unidos a consecuencia de la pandemia de coronavirus y retornaron desde Nueva York en un Segundo vuelo ferry el pasado sábado al país, agradecieron el trato que les dio el Consulado General de la República Dominicana y las atenciones recibidas tanto a su llegada como en un recinto de aislamiento por 14 días.

El ingeniero Ramón Antonio Rivera (Tony), de San Pedro de Macorís, y la señora Albania Hernández , quienes se encuentran en un complejo habitacional en esta comunidad, coincidieron en resaltar las excelentes atenciones que les dispensaron a los 134 viajeros los funcionarios consulares encabezados por el vicecónsul Eduardo Hernández, por instrucciones del cónsul general, Carlos Castillo.

El cónsul Castillo dispuso una serie de medidas para continuar ofreciendo servicios en casos de emergencia a sus connacionales, siempre acordes con las implementadas por el presidente Danilo Medina, quien recién extendió el cese de las actividades comerciales, educativas, el cierre de las fronteras del país por vía aérea, terrestre y marítima, así como la suspensión de eventos públicos y privados para contener la expansión del Covid-19 que ha afectado a cientos de dominicanos.

El ingeniero Rivera dijo que Hernández y su equipo de funcionarios les prestaron las suficientes atenciones y a nombre del cónsul Castillo les pidió a sus connacionales antes de partir desde el Aeropuerto Internacional Jhon F. Kennedy, que “cumpliéramos con el protocolo del Ministerio de Salud Pública a nuestra llegada a la República Dominicana, siendo trasladados desde el Aeropuerto de Las Américas en Santo Domingo, hasta el recinto donde se nos mantiene aislados”.

Dijo que es lógico que haya quejas por las atenciones que se les dan en el recinto de aislamiento en Cruce Angelina, San Francisco de Macorís, porque  es un grupo de personas muy numeroso y generalmente nadie quiere estar en confinamiento. “Entendemos esa parte, pero también hay que tener en cuenta que hay normas protocolares que hay que seguir para evitar ser contagiados o contagiar a otros, lo que sabíamos antes de nuestro retorno”, precisó.

Explicó que el vuelo ferry coordinado por el Consulado salió a las 8:45 de la mañana del pasado sábado y tras arribar a la terminal aérea en Santo Domingo, partieron de allí a las 4:15 de la tarde y llegaron al recinto de aislamiento alrededor de las 7:00 de la noche, ya que debían ser sometidos a pruebas sobre el Covid-19.

Relató Rivera que cuando llegaron al refugio temporal se había producido un apagón del servicio de electricidad, lo provocó protesta de los dominicanos que llegaron a creer que en el lugar no se contaba con servicio energético permanentemente, siendo restablecido momento después, retornando la calma y hasta cierto grado la alegría, ya que lo recibieron con un aplauso.

Sabían que serían aislados

De su parte, la señora Albania Hernández dijo que no es cierto que se les haya dando maltratos a los criollos que se encuentran en el recinto porque “que yo estoy en aislamiento en este mismo lugar, y aquí hay agua y energía eléctrica”.

Sostuvo que todos los servicios han estado a la orden del día, “todo está bien, nos han atendido según (las autoridades competentes) pueden hacer las cosas”.

Dijo que los dominicanos que estaban varados a consecuencia de la pandemia de coronavirus en Nueva York y estados vecinos hicieron las gestiones pertinentes “para que nos dejaran entrar al país y es lógico que nos aislen, en lo que todos estuvimos de acuerdo y ahora quieren desacreditar; al dominicano no hay quien lo entienda”.

Añadió que los apartamentos donde se les mantiene aislados cuentan con tres y dos camas, lo que permite mantener  el aislamiento, “lo que pasa es que algunos de los que vinimos quieren que les hagan todo”.

Alimentos de calidad

Mientras, el dominicano Argenis Astacio dijo de su lado, que el recinto de aislamiento se mantiene debidamente higienizado y  los dominicanos están conformes con la calidad de los alimentos que se les sirven.

En una grabación de video, Astacio recoge los apartamentos y el momento cuando se ofrece el desayuno a los dominicanos que llegan en los vuelos ferry que está coordinando el Consulado Dominicano en Nueva York.

“Cuando nosotros llegamos a veces se pueden presentar situaciones, pero las autoridades se encargan de acomodarnos y nos ofrecen atenciones de primera”, dijo al tiempo de agradecer el interés que han mostrado el cónsul Carlos Castillo y sus funcionarios consulares para que dominicanos varados en Estados Uniodos puedan regresar al país.

Otros vuelos ferry desde NY

El cónsul Castillo instruyó a su personal, parte del cual labora de manera virtual para ofrecer servicios esenciales y de emergencia a través del Chatbox de Whatsapp (+914-826-8091), al cual la persona debe escribir con la palabra “Varado” para registrarse en caso de que tenga urgencia de retornar a la nación dominicana.

Según las autoridades de aviación civil, en los aeropuertos del país sólo se podrán llevar a cabo las operaciones de vuelos especiales (vuelos ferry), con la finalidad de repatriar a los viajeros que se encuentran varados en la nación dominicana y en el extranjero como resultado de la crisis generada por la pandemia a nivel global, por lo que el cónsul general en Nueva York coordina otros vuelos.

Las medidas tomadas por el cónsul Carlos Castillo son parte de las instrucciones que recibió del presidente Danilo Medina a raíz de su designación en el cargo, para que se ofrezcan servicios de calidad, con eficiencia y prontitud así como protección y asistencia a los dominicanos residentes en los estados bajo su jurisdicción consular de Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y Pennsylvania.

Recientemente habían retornado al país otros 118 dominicanos en el vuelo #8871 de la línea aérea Delta en el primer vuelo ferry organizado por el Consulado a causa de la pandemia de coronavirus, entre ellos empresarios, estudiantes, pasajeros en tránsito que tienen urgencia en regresar y también se les aisle a su llegada durante 14 días, cumpliendo el protocolo para evitar ser contagiados o, en caso de alguno de ellos haber dado positivo, no contagien a otras personas.

Centinue Reading
Publicidad