Cennect with us

ECONOMIA

Embajador Serulle Ramia propone que haya más colaboración en lucha contra el coronavirus

Publicado

en

PUERTO ESPAÑA, Trinidad y Tobago. El embajador dominicano en la República de Trinidad y Tobago, José Serulle Ramia, manifestó  hoy la necesidad de que los Estados y Gobiernos del Gran Caribe, activen y amplíen los mecanismos de colaboración para enfrentar con éxito la pandemia del coronavirus (COVID-19) en la región. 

 «Insistimos en que es trascendente, a través de los mecanismos regionales de cooperación, establecer políticas y recursos para enfrentar, sin pérdida de tiempo, lo que aún resta de desafío en la lucha contra tan dolorosa y cruenta pandemia», expresó el también Representante Permanente de la República Dominicana ante la Asociación de Estados del Caribe y ex embajador del país en Haití

 Sostuvo que es una necesidad de colocar la solidaridad y la cooperación del Caribe en el centro de nuestra atención para combatir, de manera colectiva, la pandemia que desde hace  meses se abate sobre nuestra región.

 La situación se ha agravado en toda nuestra América y, de manera específica, ha venido tomando más cuerpo en nuestra sub región del Caribe, indicó el diplomático dominicano en un texto escrito para el boletín de la Embajada dominicana en Trinidad y Tobago que su Excelencia preside.

Reconoció que los Estados y Gobiernos  caribeños han tomado las medidas sanitarias pertinentes para enfrentar el COVID-19. Sin embargo, dijo se hace urgente que se activen los mecanismos de cooperación con que cuenta el Gran Caribe para coordinar acciones conjuntas para ganarle  la guerra a la pandemia.

 “En lo que concierne a la crisis sanitaria y de los sistemas de salud que esta pandemia ha desencadenado, la cual también ha puesto en evidencia las deficiencias en planes colectivos e individuales para enfrentarla, salvo raros casos, se impone más que nunca que los ministerios de salud del Caribe y sus Estados mancomunen intercambios de personal médico y paramédico, de equipos y de conocimientos, para amainar la fuerza de su evolución”, expresó el alto diplomático dominicano.

 Ojalá, dijo,  que esta dolorosa experiencia nos convoque a revisar nuestras formas de gestión de los sistemas de salud y, sobre todo, nuestras maneras de producción, de intercambios, de colaboración y de vida, para que, juntos, movidos por la solidaridad y cooperación auténticas, avancemos con pasos más seguros hacia un futuro promisorio. 

 Indicó que los virus, tal como ha demostrado el SARS-Cov2, no conocen fronteras, y son viajeros sin pasaportes y sin rango social.

 Trinidad y Tobago, Haití y República Dominicana

 Expresó que en términos de cooperación bilateral Trinidad y Tobago y la República Dominicana o Haití y Dominicana, y el resto de las Naciones, Estados y Gobiernos,  pudieran intercambiar informaciones y experiencias de cómo están gestionando la presente crisis sanitaria.

Incluso, manifestó que en el caso de la República Dominicana y Haití que comparten la isla de la Española  pudiera pensarse en la reactivación de la Comisión Mixta Bilateral Dominico-Haitiana para enfrentar la pandemia.

En ese sentido, las dos naciones que comparten tan bello territorio y que conviven en medio de  una diversidad cultural y biológica muy importante, deben aunar todos sus esfuerzos para enfrentar la pandemia, indicó.

«Es esta una brillante oportunidad para reactivar la Comisión Mixta Bilateral, para estructurar una movilidad organizada de la fuerza laboral haitiana y para mejorar los intercambios económicos, de inversión y culturales entre los dos países», dijo.

 No son pocos los haitianos que atraviesan a diario al territorio dominicano buscando el pan de cada día y contribuyendo al desarrollo económico de la República Dominicana, estando siempre de vuelta a su patria. La isla conoce una frontera de 391 kilómetros de largo, por donde fluyen mercancías y vehículos de forma continua y creciente. De ahí que cualquier situación sanitaria en un lado tenga fuerte repercusión en el otro lado.

 Un brote a gran escala del virus en Haití, por sus efectos humanitarios, repercutiría en toda la isla, pero también en todo el Caribe y allende la zona, sostuvo Serulle Ramia, que durante varios años fue embajador de la República Dominicana en Haití.

 

Centinue Reading
Publicidad