Cennect with us

Opiniones

Un verdadero matadero electoral

Publicado

en

Por José Francisco Peña Guaba
(Reflexiones en Campaña #26).-
Cuando vi la 5ta. solicitud al Congreso de extensión del estado de emergencia, sentí una gran decepción, porque sabía que esto anulaba las elecciones al distorsionar sus resultados. Es imposible que legalmente puedan coexistir una proclama de apertura de campaña con un estado de excepción, contradictorio uno de otro: mientras en la proclamada campaña electoral se fortalecen las atribuciones ciudadanas con el fin de garantizar los derechos constitucionales de elegir y ser elegido, en el de emergencia ocurre todo lo contrario, se constriñen derechos fundamentales, sobre todo el de participación y el de tránsito, debido al toque de queda.
No deben celebrarse elecciones en las que a los candidatos se les limite severamente o incluso se les impida hacer campaña. Concurren más de mil candidatos congresuales para las próximas elecciones, contando los de todos los partidos. La mayoría de ellos no han podido hacer campaña, tanto por las propias limitaciones que nos impone la pandemia como además el gobierno, con este control legal a los ciudadanos.
Pero la verdad que esta es una excusa para tener bajo control a la oposición y a los electores, mientras ellos, prevalidos de que administran esta crisis, pueden estar 24 horas en la calle. La militancia que les adversa tiene que estar encerrada en sus casas, varados y a lo sumo, a lo que pueden aspirar es a tratar de mantenerse en contacto telefónico o a celebrar reuniones virtuales con sus compañeros.
El gobierno aprovecha la nocturnidad para seducir a una parte importante de la población llevándole bolsas de comida y otros enseres, persuadiéndoles de votar por el PLD, a cambio de incluirlos en los programas de asistencia directa Solidaridad, Quédate en Casa y Pa’ tí .
Una costumbre de la oposición, desde tiempos inmemoriales, es la de subestimar la fuerza y las acciones del palacio. Siempre creen que tienen votos sobrantes, desde que los opositores ven en un barrio diez personas haciéndole el coro de una vez creen que barrieron. Se ve que no saben que el voto pro-gobierno ni habla, no se expresa, salvo raras excepciones, como el caso de cientos de miles de jefas de hogar que saben que a sus hijos los educan y les dan alimentación en las escuelas y con los subsidios ampliados y sus tarjetas, las que les da el gobierno, ahora compran hasta en supermercados. De aprobarse la 5ta. extensión del estado de emergencia, el 5 de julio el gobierno va a jugar ping pong con nosotros. Lo peor es que estamos tan cegados que no reconocemos que las condiciones variaron 180 grados porque el gobierno ha utilizado la pandemia para, en nombre de ella, hacer de todo y con eso fortalecer su campaña electoral.
Cuando el suscrito externa su preocupación a un perremeista, la reacción es triunfalista: “creen que están ganao de calle” y si les recuerdo la poca diferencia entre ambas fuerzas, -PRM Y PLD- en las elecciones municipales de marzo pasado, ripostan: “ah eso no es lo mismo”
En esta Reflexión pretendo mencionar, desde mi punto de vista, las grandes y abusivas ventajas del gobierno, que la oposición no reconoce. Veamos:
1- El Ejecutivo tiene el control casi absoluto de los otros poderes del Estado, incluyendo los Organismos Autónomos de administración, control y fiscalización.   ¿Alguien conoce que la JCE le haya retirado la candidatura a algún candidato por violación a la ley? ¿Conoce alguien aunque sea una amonestación por el uso de los recursos del estado a algún funcionario? ¿Se conoce al menos una amonestación por el uso de los recursos del Estado por parte de algún funcionario? ¿Existe, con independencia real, un fiscal electoral que haya tomado acciones contra alguna violación de las leyes? (El partido de gobierno tiene el control de los otros poderes y órganos del Estado).
2- Tienen control absoluto del gobierno. ¿No hemos visto la lluvia de decretos y designaciones a supuestas semanas para un traspaso de mando? A muchos empleados públicos les han obligado a registrar en la plataforma 360 del PLD, los electores que están bajo su control, pero la Cámara de Cuentas, la Contraloría hacen caso omiso, ¿le han parado algún pago en algún momento? ¿Verdad que no? (El gobierno tiene el control de la nómina y de los dineros públicos).
3- Tienen bajo control el 4to. Poder, que es el sector de telecomunicaciones del país, en el que realizan inversiones millonarias. Son muy pocos los medios que actúan con independencia o imparcialidad. No es que se quieren plegar al gobierno, es que se trata del único cliente que les garantiza estabilidad económica.
4- Tienen bajo su mando toda la estructura militar y policial, no solo porque son el Gobierno. Es que en 20 años tienen una oficialidad comprometida que le deben todos sus ascensos, el largo ejercicio gubernamental lo fortalece en ese sentido.
5- Al día de hoy el gobierno ha manejado con criterio electoralista más de 100 mil millones (poco menos de 2 mil millones de dólares): en 3 meses, en programas diversos y directamente relacionados con el tema de la pandemia, con tinte electorero en favor de sus candidatos.
6- Tendrán control de las mesas electorales, que serán integrarán básicamente por empleados públicos. Esto así porque son los únicos que estarían dispuestos a arriesgarse a ser infectados por estar casi todo un día frente a los electores.
7- Los candidatos a diputados y senadores de ellos son más conocidos y tienen más recursos que los nuestros, por mucho. El voto preferencial convierte las elecciones en ese nivel en un mercado persa, quien tiene más recursos tiene una ventaja ostensible.
8- El ejército mejor organizado electoralmente lo tiene el PLD, no lo duden, han ganado de manera consecutiva 6 elecciones, en la operatividad del día D, comprarán votos y llevarán a votar hasta el último de los comprometidos por ellos.
9- El gran empresariado está abiertamente con ellos y opera a su favor, esa alianza público-privada ha dado sus frutos, su influencia es muy importante y constituyen una de las patas de la mesa del Poder en nuestro país.
10- Tienen informaciones privilegiadas de los ciudadanos, cuál es su situación legal y financiera, quién tiene vicios a través de los informantes de los puntos y tienen una estructura de negociadores de votos en todos los barrios, tanto para que voten como para que no voten, no se olviden que en esta media isla las elecciones son una fiesta donde todos se la buscan, los operadores se liquidan económicamente y la logística (el dinero) es la palabra más usada.
11- Se han hecho especialistas en todas las modalidades de fraude, tales como, la cadena, la compra de los delegados de los partidos opositores, cambio de resultado de las actas de votación por aquello de que “acta mata voto”, el control del voto asistido a los que tienen alguna discapacidad o anulación de colegios cuando no le son favorables, etcétera.
12- De alto riesgo son los votos de la línea Noroeste pero, sobre todo, los del sur profundo, zonas desde donde tendremos que enfrentar potenciales pérdidas. Hay municipios y distritos cooptados por el gobierno, que aprovechando la miseria, lograría que votaran a su favor hasta 80 % del padrón, con todo y Covid.
13- Con dinero público han convertido a Gonzalo en su Robin Hood reparte de todo: comida, ayudas, gas, materiales, viajes, etcétera y eso pese a lo que todos critiquen, suma y mucho más en tiempos de pandemia, a la gente de los barrios no les importa el origen de los recursos ¡solo ven quien da! ¡Quién resuelve! Por eso en percepción de quien apoya más a la población en medio del coronavirus aparece “el Penco” en las encuestas en esa área duplicando a Luis y triplicando a Leonel. La popularidad es una mercancía y la están comprando.
14- Pero para colmo de males el entorno internacional favorece a los gobiernos, en esta pandemia la solidaridad internacional y la globalización están en jaque, han dejado que cada país resuelva sus problemas como ellos quieran y los amigos del Norte más problemas no les caben para ocuparse en estos momentos de los nuestros. Los gobiernos de todo el mundo se están reciprocando apoyo, no se están prestando para desestabilizarse entre ellos, hasta el de Venezuela temporalmente lo han soltado y estas serán las elecciones menos observadas de los últimos años.
15- El temor al contagio de las clases alta y media es una realidad, sumado al hecho de que, salvo rarísimas excepciones, la composición del voto en los recintos electorales es mixta socialmente, lo que hace peor para nosotros los de la oposición. A gran cantidad de recintos le ponen electores de clase media junto con los de las clases populares, ligándolos a efectos de que “los blanquitos” tengan miedo de votar.
El gobierno mete miedo a la población manejando antojadizamente la información sobre contagiados y muertos. Las capas medias tendrán temor a llevar  a sus abuelos y padres a riesgo de que infecten por ser más vulnerables
Quisimos la posposición elecciones a sabiendas de que tendríamos un sesgo electoral de por lo menos un 22% (1,500, 000 votos menos) por la reducción de concurrencia de electores. Falta con urgencia unificar la propuesta de oposición, cada bloque no debe tener una posición y agenda diferente, de lo contrario nos verán a todos unidos denunciando después “del palo dao” los resultados de las elecciones. Difícil resulta a la gente tomar medidas cautelares y precautorias, pero ese es nuestro país el mismo “que pone candado después que le roban.”
Pero los egos de los líderes, el egoísmo y la codicia de algunos en sus entornos son óbice para que eviten acuerdos inteligentes y oportunos. Subestimar al gobierno es un error garrafal en los opositores. Este país duró un mes frente a la plaza de la bandera protestando, se dañaron miles de ollas en los cacerolazos, desfilaron como pasarela todos los artistas y comunicadores independientes, se apóstrofo a los jueces de la Junta, se satanizó al PLD y se les culpó de las suspendidas elecciones. Sin embargo, la diferencia entre el PLD y el PRM y sus aliados en voto nacional en las elecciones municipales de marzo fue de apenas dos puntos porcentuales.
De aprobarse la extensión de este 5to. Estado de emergencia, no habrá campaña electoral alguna y llegaremos al día de las elecciones con los ciudadanos y los políticos de oposición obligados a estar recluidos en sus casas. Yo sé que no valen de nada las advertencias.
El gobierno está dispuesto a todo y no tendrán escrúpulos para usar todo el poder contra el que se oponga. Solo una Oposición Unida con objetivos claros, con actitudes sinceras y de buena fe podría hacer la diferencia.
El 5 de julio vendrá y habrá elecciones. Militarizaran el país para enfrentar cualquier brote si existiese, pero convencido estoy que el triunfalismo de algunos no los deja ver lo que atalaya la realidad de los próximos días.
Yo hago mis reflexiones y con eso aporto, al final se impone la frase popular “Nadie piensa en cabeza ajena” y “Uno acierta y se equivoca con su propia cabeza”. Hay que ser muy ingenuo para no saber que, salvo que ocurra algún hecho imprevisible o milagro, el gobierno nos encamina directo a un ¡matadero electoral! ¡Un verdadero matadero electoral!
Centinue Reading
Publicidad