Cennect with us

Opiniones

Es una necesidad democrática el debate electoral

Publicado

en

POR CARLOS NINA GOMEZ ([email protected]).- 
-(2 de 2)-

¿Por qué en República Dominicana no se institucionaliza el debate político-electoral?

Entidades de la sociedad civil aceptan que quienes aspiran a la Presidencia den a conocer  sus ofertas en las tradicionales campaña electorales.

Pero además de presentarlas en caravanas, actividades proselitistas, así como mediante entrevistas con la prensa, también hacerlo en un  foro público, en el marco de un debate electoral.

Es decir, hacer esas propuestas en debates públicos en los que participen quienes  -por lo que se observa en las masas votantes- tienen la mayor aceptación popular.

Luis Abinader, Leonel Fernández y Gonzalo Castillo son los aspirantes con reales posibilidades de ganar las elecciones extraordinarias del cinco de julio.

No discrimino a otros aspirantes, que pertenecen a los llamados partidos «emergentes». Pero esos mismos candidatos minoritarios saben que en la consulta de julio ¡nada tienen que buscar!

En Estados Unidos  -y República Dominicana se ve en el espejo de la democracia de USA- el debate electoral es algo normal. Y obligatorio.

No solo se organizan debates entre  políticos antagónicos (como son los de los partidos Republicano y Demócrata), sino que las disputas también se dan en las elecciones primarias. Son debates hasta con posiciones radicales.

Para justificar que «no es necesario» que los aspirantes a la Presidencia vayan  a debatir -por ejemplo, a través de la televisión con un moderador y obligados, además, a responder preguntas de los televidentes-, se alega que «aquí no hay cultura para los debates políticos».

Pero algún día habrá que buscar la forma para que en nuestro país haya cultura para el debate.  ¿Por qué un candidato no querrá dar el frente y debatir ideas u opiniones puntuales  con sus rivales?

La Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) y el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), llamaron a Gonzalo, del PLD, Abinader, del PRM y Leonel, de la Fuerza del Pueblo, a exponer sus plataformas electorales. Lo propio hizo la Cámara Americana de Comercio.

Valoro la iniciativa democrática, pero en esas presentaciones no se discuten opiniones electorales. Lo aspirantes asisten para presentar  -mediante lecturas por el sistema de Telepronte- sus ofertas. Pero ahí no hay debate.

La Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (ANJE), sí organizó el reclamado debate electoral, pero fracasó en el intento. Uno de los candidatos, Gonzalo Castillo, no aceptó.

Estamos  a 25 días de los comicios. ¡Qué se dé el necesario  debate!

Centinue Reading
Publicidad