Cennect with us

Opiniones

Leonel, en las manos del pueblo

Publicado

en

Por Pascual Ramírez.-

Dondequiera que llega Leonel se siente la magia de un líder que imanta a las masas, que comulga con su pueblo, que levanta euforia y entusiasmo. Las gráficas y los videos son bastante elocuentes.  Muestran que la gente, espontáneamente, se arremolina alrededor de él, alineándose detrás de sus propuestas de nación; y las juramentaciones demuestran las adhesiones eficaces.

Pero a pesar de eso, se nota un esfuerzo malicioso de ciertos sectores por subestimar y minimizar esa realidad, que a fuerza de ignorarla, buscan invisibilizarla, pero la realidad es necia y le estalla en la cara. Las cifras de las encuestas ocultan, inexplicablemente la verdad en lo concerniente a la aceptación del leonelismo.  Y al hacerlo, buscan confundir la voluntad del ciudadano. Los grupos empresariales que manejan las encuestas buscan a toda costa redirecionar la voluntad popular ante la inminente derrota del candidato títere del gobierno.  

La fuga de militancia que en grandes hemorragias abandona el partido de gobierno, dejándolo debilitado y anémico, para engrosar las filas de la Fuerza del Pueblo, no se refleja en esas encuestas. No se concibe que releguen a Leonel en un lejano tercer lugar en base a percepciones creadas e impuestas mediáticamente,  a menos que existan unos extraños conciliábulos conspirativos entre sectores del poder económico-empresarial y el gobierno de Danilo Medina.

Estos grupos económicos le hicieron una concesión mediática a la facción corrompida del PLD, de que si no podían colocar al Penco en primer lugar, por lo menos, le concedieran un segundo lugar para impedir que el edificio corroído y alicaído del moribundo PLD se le derrumbe encima antes de tiempo.

De ahí que no importara cuan cuantioso, masivo y voluminoso fuera el crecimiento de la Fuerza del Pueblo y de su factor multiplicador: la candidatura presidencial del doctor Leonel Fernández, quien ya estaba predeterminadamente condenado a ser ignorado, opacado y apocado por ese pacto de los altos centros de decisiones del país.

Las gruesas diferencias entre las encuestas con relación al porcentaje de preferencia que le dan a Leonel solo se explican bajo este argumento lógico. Porque no se entiende que siendo las encuestas retratos de un momento, ese retrato sea distinto en el mismo momento en que el pueblo se volca a favor del Dr. Leonel Fernández.

Es decir, que según sea el ángulo desde el que te enfoquen, tú te verás más feo o más apuesto. Así de tendenciosas y sesgadas se están comportando las encuestas que relegan a Leonel a una posición que no se corresponde con las expectativas que está levantando y con el fervoroso apoyo que está concitando en el corazón del pueblo.

En este contexto, viendo las cosas panorámicamente, vemos que estamos en presencia de una gran conspiración coyuntural entre poderes facticos (políticos y económicos) en contra del arraigo que tiene Leonel en el corazón del pueblo, donde se ha sembrado y de donde nadie podrá sacarlo por más manipulaciones engañosas que ejecuten.

Estos grupos económicos, en principios aliados al gobierno, trataron de crear la percepción de un empate ficticio entre el candidato de Danilo y el candidato del PRM como forma de ir orillando a Leonel, para sacarlo del juego de la competencia electoral ante el inminente triunfo que representa Leonel al clasificar en una primera vuelta.

Ahora, al darse cuenta que el candidato del gobierno no despega ni repunta, redirecionan la estrategia y empiezan apuntalar otro escenario electoral dando a entender un cambio de actitud en el pueblo, pero en verdad es el que ellos quieren. Esos poderes fácticos en la actualidad buscan imponerle al pueblo candidatos mediante mecanismos artificiosos.

Desestiman  a Leonel,  porque no es un candidato al que ellos podrán narigonear o manipular, conscientes de que están frente a un líder de firmes convicciones, sólidos principios y de alta formación intelectual. Sin embargo, toda esa estrategia es contradictoria con la realidad electoral de la República Dominicana, en donde Leonel ha venido de forma sostenida mostrando que el país le apoya.

El país en las actuales circunstancias tiene dos caminos, primero votar por el candidato que deseen esos grupos facticos, o elegir el que el pueblo quiere y desea para la solución de sus males.

En sus manos está la decisión de votar por Leonel, que es el candidato ideal en las actuales circunstancias que vive el país, con el plan más inclusivo e inteligente para sacar al país de la actual crisis o votar por un candidato que desde ya está amarrado a los intereses de los grupos facticos. Por todo esto, la suerte de Leonel está en las manos del pueblo.

Centinue Reading
Publicidad