Cennect with us

Opiniones

Elecciones del domingo, abstención y segunda vuelta

Publicado

en

POR CARLOS NINA GOMEZ ([email protected]).- 

 

 Como suele decirse en la jerga deportiva, cuando se trata de la disputa en un juego decisivo -en  béisbol profesional- y que determinará cuál será el equipo ganador: «Ya no hay mañana».

Si llevamos esa consideración al plano de las elecciones del domingo, tendríamos que acudir a la misma frase: «Ya no hay mañana».

 Gonzalo Castillo, Luis Abinader y Leonel Fernández, son los candidatos con posibilidades de salir por la puerta del éxito en la esperada consulta dentro de 48 horas.

El devastador coronavirus, que hasta el pasado jueves había contagiado a más de 33, 387 dominicanos -con cerca de 850 muertes- ocasionó que los partidos detuvieran sus actividades proselitistas.

 La crisis sanitaria pasó a ser el tema principal de República Dominicana. Por necesidad el gobierno tuvo que tomar medidas de restricción para garantizar la saludad de la colectividad.

 Tras pasar unos 45 días, los dirigentes de las diferentes organizaciones políticas tuvieron que retomar -aunque con extrema cautela- sus actividades proselitistas. En medio del complejo proceso electoral llegaron las encuestas políticas que en los últimos días arreciaron sus pronósticos.

Muchas de esas encuestas las califico como mostrencas y maquilladas, no tienen credibilidad e incluso entre unas y otras se observan diferencias abismales. 

Las más recientes firmas encuestadoras (Gallup y Greemberg) coinciden en que la cita electoral del domingo quedará decidida en la primera vuelta (¿?). Las dos, con resultados similares (53% y 56%), dan como «seguro ganador» en primera vuelta a Luis Abinader.

 En tertulias con amigos, ratifico que contrario a la «magia» de las citadas encuestas, en la madrugada del venidero lunes ninguno de los candidatos tendrá -por lo menos-  el 50% más un voto. 

Si así ocurre, como también lo certifican otras encuestas, la Junta Central Electoral tendrá que llamar a una segunda vuelta que se fijará para el 26 de este mismo mes.

Hay que precisar que las encuestas no son «decretos”. Muchas veces fallan. Por ejemplo, en las elecciones de 1996, en España, el candidato no favorito -ni remotamente-  José María Aznar ganó mucho a poquito.

Más recientemente, en noviembre de 2016, en Estados Unidos Donald Trump quien no era favorecido ante Hilarry Clinton en todas las encuestas, salió airoso.

Se analiza también el elemento abstención. Por la devastación del coronavirus habrá miles de votantes que no irán a las urnas lo que, por lógica, podría registrarse una considerable abstención.

¿A cuál de los candidatos le convendría una abstención?

Centinue Reading
Publicidad