Cennect with us

ECONOMIA

NG Cortiñas sugiere al gobierno un presupuesto en Base Cero para recuperar economía

Publicado

en

SANTO DOMINGO.- El economista Haivanjoe NG Cortiñas, sugirió en el marco de la iniciativa que promueve el presidente de la República, Luis Abinader, con el liderazgo nacional, para consensuar medidas contra el Covid-19, elaborar el presupuesto de la nación del 2021 con la técnica en Base Cero, ante el hecho de que la epidemia ha creado una doble crisis, la sanitaria y la económica, que requiere de una nueva normalidad presupuestaria.
Afirmó que el momento de crisis por el que atraviesa la economía mundial y nacional, no invita a las autoridades públicas a una contención del gasto público ni tampoco a un aumento de la presión tributaria, pero sí obliga a una mayor eficacia en el gasto, guiado por la sombrilla de la recuperación económica, dentro de un entorno sanitario seguro.
Puntualizó el economista que para el 2020 se prevé una caída pronunciada de la economía nacional, que podría alcanzar hasta -4.0 %, un aumento del desempleo de alrededor de un 4.0 % y de un déficit fiscal en torno al 6.0 % del PIB.
En ese sentido, dijo que revertir el resultado adverso estimado requiere de una ruta y enfoque nuevo en la formulación presupuestaria, que asigne y coloque los recursos donde se necesiten por la coyuntura del Covid-19 y una manera para lograrlo, sería partiendo de cero en la apropiación presupuestaria y rompiendo con el paradigma de elaborar presupuesto basado en el incrementalismo.
Ng Cortiñas indicó, además, que el presupuesto nacional establece la política financiera del gobierno para afrontar sus obligaciones y deberes con la sociedad y es un instrumento clave que permite incidir en el curso de la política fiscal y en la recuperación económica del país.
Igualmente, dijo que la Ley Orgánica de Presupuesto instituye la elaboración del presupuesto anual en el marco del presupuesto plurianual de mediano plazo y el establecimiento de topes institucionales de gastos.
“Sin embargo, la política presupuestaria que aprueba el Consejo Nacional de Desarrollo, debería reenfocar la línea presupuestaria para el 2021, de tal manera que la formulación no dependa de la técnica del incrementalismo por crecimiento económico para establecer el monto global del presupuesto, sino que se realice con un Presupuesto en Base Cero”, añadió.
Sostuvo que elaborar el Presupuesto Nacional en Base Cero, obligaría a cada dependencia gubernamental a justificar detalladamente los recursos financieros que solicita, implicando una respuesta al por qué y para qué necesita los recursos y por esa vía, permitiría fijar metas, que en el caso de la coyuntura por la que atraviesa el país, estarían guiadas en agregar valor al objetivo general de recuperar la economía en el corto plazo.
El economista enfatizó que promover la implementación del Presupuesto en Base Cero como alternativa, es una forma de repensar el aporte del sector público a la recuperación económica deseada, luego de los estragos que ha estado generando la epidemia del Covid-19 y, al mismo tiempo, una manera de contribuir a eliminar los gastos superfluos, no prioritarios y políticos ocultos en la administración financiera pública, especialmente, en el entorno que promueve una disminución del gasto público innecesario, sin que se establezca el vehículo para alcanzarlo.
Ng Cortiñas sostuvo que en términos de la implementación del Presupuesto en Base Cero en la actual coyuntura, se partiría del establecimiento de las prioridades nacionales, como realizar inversiones públicas de corto plazo, como los proyectos de soluciones habitacionales, que tienen un impacto directo sobre el empleo, en asistencia financiera a la producción agropecuaria, cumpliendo con el doble propósito de garantizar el abasto alimenticio a la población sin presiones inflacionarios y de importación, a cubrir las necesidades de la infraestructura y logística sanitaria, a programas sociales condicionados y al apoyo financiero para la micro y pequeña empresa formal o informal.
Agregó que la formulación del presupuesto nacional del 2021 requeriría de una revisión del entorno económico internacional y del marco macroeconómico local, que permita anclar todas las acciones fiscales al objetivo de la recuperación económica en el corto plazo y para ello, los ajustes y cambios presupuestarios deberán fundamentarse en Base Cero, para la determinación de los gastos altamente prioritarios por la coyuntura del Covid-19 e informarlo en forma oportuna y transparente, a fin de fortalecer la credibilidad.
Indicó que la reasignación presupuestaria en Base Cero estaría referenciada en la determinación del dinero que requerirían las instituciones gubernamentales, que alinearían su accionar a iniciativas que solo se vinculen con la recuperación de la economía y a fortalecer la capacidad sanitaria, establecida por el gobierno central para la política presupuestaria anual, puntualizó el economista.
Finalmente, Haivanjoe Ng Cortiñas indicó que adoptar un nuevo proceso en la elaboración del Presupuesto en Base Cero en la República Dominicana, ante la coyuntura por Covid-19, sería un aporte por el lado financiero público a la solución de una parte de los problemas sanitarios, económicos y sociales, al permitir un gasto publico no influenciado por el gasto histórico, sino por el de la recuperación económica por la epidemia.

Centinue Reading
Publicidad