Cennect with us

Opiniones

Las elecciones 2020 en Estados Unidos ¿Qué podríamos aprender?

Publicado

en

Por Carlos Suárez.- 

NUEVA YORK.- He escuchado y leído muchos comentarios e interpretaciones sobre las últimas elecciones presidenciales de los Estados Unidos, pero nada o casi nada sobre la lección que podrían aprender los países donde la institucionalidad no existe, o es muy débil.

Pronto empesará la certificación del candidato presidencial ganador en cada  estado de la unión.
Completado ese proceso, el colegio electoral convocará a los delegados electorales (uno por cada estado). Cada Delegado votará por el candidato ganador en su estado, con su respectivo número de votos electorales.

El  candidato que resulte con mayor cantidad de votos electorales será entonces, certificado por el colegio electoral como el candidato ganador de las elecciones a nivel nacional.

Ese candidato todo indica que será Joe Biden, el 20 de enero será juramentado por un juez de la Suprema Corte como presidente de los Estados Unidos. En ese mismo momento, veremos que todos los estamentos del Estado americano, incluyendo el Servicio Secreto y las Fuerzas Armadas estarán a la orden de la persona (Biden) que esas dos instituciones (colegio electoral y la Corte Suprema) hayan  certificado y juramentado como presidente de los Estados Unidos.

Independientemente de como se sienta o piense el otro candidato (Donald Trump), no anticipó que lleguemos a ello, pero si el presidente saliente reusare abandonar la Casa Blanca, veremos como el Servicio Secreto y los militares lo removerán de la oficina, siguiendo las órdenes del nuevo presidente electo y juramentado por las dos institutions mencionadas.

Las instituciones prevalecen  frente a los intereses y deseos de una persona o grupo  de personas, que se crean con más poder que los demás actores. Ese apego a la regla, a lo establecido; la aceptación de lo acordado, aunque a veces no vaya en tu favor, es el principio de la institutionalidad.

Entender y practicar eso en nuestros gobiernos y sus estructuras, en nuestras organizaciones políticas, grandes o pequeñas, haría mucho bien a nuestra cultura política y desde luego, a todos los países llamados democráticos

-El autor es activista comunitario en el condado El Bronx.

Centinue Reading
Publicidad