Cennect with us

Opiniones

¡Vae victis! o ¡Ay de los vencidos!

Publicado

en

Por David R. Lorenzo,-

La justicia de los vencedores puede ser despiadada e implacable. Esta frase latina de ¡Vae victis! que traducida quiere decir: ¡Ay de los vencidos! Se remonta al año 390 antes de Cristo durante la época de Roma republicana.

Se produjo cuando los galos, dirigido por su jefe militar llamado Breno, saquearon y destruyeron a Roma.

Frente a esa situación, los romanos no les quedó otra  opción que negociar su rendición antes sus enemigos, mediante la cual pactaron pagarles 327 kilos de oro.

Momento en que conducen al Palacio de Justicia de Ciudad Nueva a Alexis Medina Sánchez, acusado de ser el principal cabecilla de la banda criminal que estafó con miles de millones de pesos. 

Cuando los romanos estaban cumpliendo con lo pactado, se dieron cuenta de que los galos habían alterado la balanza que pesaba el oro, para perjudicarlos más. Entonces, se presentaron ante Breno para externarle su protesta.

Ante esa situación Breno sacó su espada y la arrojó a la balanza para inclinar aún más el peso hacia ellos, en perjuicio de los romanos, y en ese momento exclamó ¡Vae victis!, una frase que se ha eternizado con el tiempo y que da a entender el poder del vencedor sobre el vencido, que casi siempre es implacable y cruel.

Así, que yo también aplico otras frases: “El que vence siempre tiene la razón”, y “el poder no es para siempre, porque nace, crece, se reproduce y muere”.

El ¡Ay de los vencidos!

En la República Dominicana el pasado gobierno del ex presidente Danilo Medina fue vencido en una batalla electoral. A 10 figuras de esa administración, entre ellos ex funcionarios, dos hermanos del ex gobernante Medina, y otras personas calificadas como testaferros, se les aplicaron medidas de coerción, luego de ser apresadas por el Ministerio Público tras una investigación por presuntas corrupción administrativa.

Los afectados y sus compañeros del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) están protestando por la decisión, sin saber, que probablemente  Themis, la diosa de la justicia,  podría sacar su filosa espada, arrojarla sobre la balanza para perjudicarlos aún  más,  apresar a otras figuras, incluso más influyentes, y exclamarles a viva voz “¡Ay de los vencidos!”.

 

Centinue Reading
Publicidad