Cennect with us

DEPORTES

El gran reto de Manny Pacquiao

Publicado

en

Por Israel López.- 

Para el próximo 21 de agosto está pautada la pelea entre la legenda del boxeo de 42 años, campeón mundial de ocho divisiones Manny Pacquiao, y el joven talentoso invicto Errol Spence en el T-Mobile Arena de Las Vegas, Estados Unidos.

Pacquiao (62-7-2, 39 KOs) y Spence Jr (27-0, 21 KOs) pelearán por los títulos welter de Spencer en WBC e IBF.

No se puede negar el nivel de impact o del Pacma,ya quesabemos y podemos mencionar algunas de los principales combate de este aguerrido peleador.

Pero entre algunos de sus logros están «Boxeador de la Década» por el WBC. Es el único púgil que ha logrado nueve títulos mundiales en ocho categorías diferentes: Peso mosca del Consejo Mundial de Boxeo, peso supergallo de la Federación Internacional de Boxeo, peso pluma para The Ring, peso superpluma y ligero del WBC, peso superligero para The Ring y peso wélter (2 veces), superwélter de la WBO y súperwélter de la AMB.

Todos esos triunfos y algunas derrotas son sobre los más connotados peleadores exitosos del momento, entre los que podemos mencionar Marco Antonio Barrera, Juan Manuel Márquez, Érik Morales, Héctor Velázquez, Jorge Solís, Óscar de la Hoya, Ricky Hatton, Antonio Margarito, Floyd Mayweather, Jr., Timothy Bradley, Miguel Cotto, entre otros, y su última combate frente a Keit Thurman.

Errol Spence, campeón de 31 años en la 147 libras, manifestó recientemente que su objetivo es ganar la pelea, o sea, que no buscará el Nocaut, ya que al parecer sabe que no puede atacar al filipino, porque podría pagarlo muy caro.

Muchos se hace la pregunta qué busca El Pacma sobre ese riesgoso combate con Spence y la respuesta la dio el experimentado entrenador Freddie Roach, luego de una conversación con el filipino: “Solo busca la inmortalidad”.

A nuestro entender creemos que Manny Pacquiao no necesita una pelea con nadie más para lograr lo expresado.

Este boxeador que está en la historia e inmortalidad, destrozó y ganó  a los mejores, y nadie quería enfrentarlo.

Sus peleas eran un espectáculo de multitudes. Lo hacía casi saliendo ileso, sin ningún tipo de daño.

Centinue Reading
Publicidad