Cennect with us

ARTE Y ESPECTACULOS

Roberto Jaramillo el influencer latino que llegó a EU a empezar de cero

Publicado

en

Roberto Jaramillo, se ha ido destacando en el mundo de las redes sociales desde el 2018, dos años después de haber llegado de su natal Venezuela a Estados Unidos a empezar de cero y lograr posicionarse como uno de los creadores de contenido del momento en la ciudad de Miami.

Jaramillo de 34 años se considera un hombre trabajador, soñador y luchador. Desde pequeño se interesó en la actuación, sin embargo, nunca prestó atención en desarrollar esas habilidades hasta llegar en 2016 a Estados Unidos y luego de trabajar en diversas áreas se atrevió a grabarse así mismo, editar su subir el video a sus redes, lo que de inmediato conectó con la gente, especialmente con los inmigrantes latinos.

“La mayoría de la comunidad que me sigue son inmigrantes, por lo que sienten mucha afinidad con mi proceso, en el año 2016 llegué a Estados Unidos, a perseguir mis sueños y mejorar mi vida, en 2018 me arriesgué a explorar mis habilidades actorales grabando y editando yo mismos videos de comedia, lo publiqué en Instagram y de inmediato logré conectar con mucha gente y desde ese momento entendí que ese era el camino” expresó.

Roberto expresa que más allá de ser inmigrante y todo lo que esto implica, su reto más grande ha sido enfrentar sus propios miedos, ya que entiende que esto es lo que paraliza a muchas personas para atreverse a buscar sus sueños. Además, expresa que ver el producto terminado de cada video le genera gran satisfacción, sobre todo recibir mensajes de agradecimiento y cariño de quienes le siguen.

“Quiero que la gente me vea como una persona que simplemente se atrevió. Quiero que vean más allá de la risa, de los personajes, más allá de lo que hay en instagram, quiero que vean que para cumplir cualquier objetivo, la disciplina, la voluntad y la constancia son determinantes, que no importa pausar o caer, mientras nos levantemos y continuemos” destacó. IG @elrobertotv

Centinue Reading
Publicidad