Cennect with us

Opiniones

La verdad sobre la deportación de los haitianos

Publicado

en

Por Eduardo Montalvo.- 

MIAMI, Estados Unidos.- ¿Te has preguntado por qué solo están deportando a los haitianos y no a ilegales de otras nacionalidades?

Debido al caos propiciado por este desgobierno en la Frontera Sur, resulta imposible calcular, a la fecha, cuántas personas han ingresado al país ilegalmente, pero, según cálculos de conocedores de esta problemática, pudieran haber ingresado más de un millón de personas.
Ni el mismísimo Mayorkas, quien es el Secretario de Seguridad Nacional, tiene idea de cuántas personas han cruzado la frontera desde que asumió su cargo. Así que, imagínense la magnitud de este desastre.
Todas estas personas no solo vienen de México y de la América Central, también vienen del Caribe, de Sur América, de Europa, África, Asia, y de Oceanía, porque apenas Biden abrió la frontera, la noticia corrió como pólvora por todo el planeta, incendiando las voluntades de todos aquellos que querían vivir en nuestro país y motivándolos a venir como moscas a la miel.

Pero, ¿por qué se deportan solo a los haitianos en aviones fletados si hay centenares de miles de personas ilegales de otras nacionalidades?
Si te fijas en las imágenes difundidas por los medios de comunicación, a diferencia de otros grupos, los haitianos son fácilmente identificables por el color de su piel. Esto pone de manifiesto la gran hipocresía de esta administración que, por un lado le abre las puertas a todo el mundo, pero a los más negritos, más pobres y más jodidos los monta en un avión de regreso a su país.
A mí no me vengan con el cuento de que la repentina afluencia de unos 15,000 haitianos es peor que todo lo que ha venido pasando en la Frontera Sur desde que Biden asumió la presidencia. La única explicación al empeño de deshacerse de los haitianos es el racismo de Biden y de sus secuaces.

Lo que probablemente suscitó la inesperada reacción de este desgobierno fue el que los haitianos se convirtieran en un blanco evidente para los medios de comunicación. El que se hayan amontonado por millares bajo un puente, blandiendo su mísera condición ante las cámaras, fue sencillamente intolerable para quienes buscan ocultar la verdad de lo que está pasando en la Frontera Sur.

Por favor, no me malinterpretes, yo no estoy en contra de la deportación de los haitianos, ¡al contrario! Pero considero que también deben deportarse todas las demás personas que hayan ingresado ilegalmente a nuestro país, sin distinción alguna, no solamente a los haitianos, porque lo que es bueno para el pato, también es bueno pa’la pata.

Centinue Reading
Publicidad