Cennect with us

ECONOMIA

La seguridad se fija como prioritario en internet

Publicado

en

Prácticamente la totalidad de la población está conectada a internet diariamente, por uno u otro motivo. Son muchos los datos personales que se exponen cuando se realizan actividades cotidianas, laborales o de ocio con la herramienta principal de la red de redes como trasfondo. Por ello se debe seguir potenciando el componente de la seguridad en todos estos procesos, ya que cuanto mayor sea el público que realice estas acciones, aumentarán también las posibles prácticas delictivas que se ocultan tras una pantalla.

Extremar las precauciones por parte del consumidor, debe ser el primer paso para tener muy en cuenta cuando se realice una operación de compraventa online, o simplemente se realicen gestiones bancarias a través de nuestra sucursal interactiva.

Pero si los clientes deben extremar el cuidado, las compañías oferentes de bienes y servicios a través de la red de redes deben potenciar sistemas de encriptación que alojen de sus plataformas estas posibles disfunciones que causen un trastorno severo a alguno de sus usuarios.

El entretenimiento en línea no es ajeno a esta nueva tesitura de seguridad latente. Es por ello, que casinos online como Betsson están seriamente comprometidos con el juego seguro, para que así el sector siga gozando de una salud envidiable con unas tasas de crecimiento a nivel de facturación y de usuarios notables. Es en esta opción de ocio donde se puede presuponer que los delincuentes buscan hacer su agosto, ya que, en ella, los clientes deben introducir sus datos personales y bancarios. Información muy sensible que debe estar salvaguardada de malas prácticas en el servidor de cada compañía proveedor de estos servicios.

Delitos más asiduos

Cada vez son más los delitos informáticos comunes a diario. La estafa se antoja como una de las principales. Es bastante común a nivel mundial, el realizar operaciones de compraventa, y una vez materializado el pago nada se sabe del bien o el servicio deseado por el consumidor. La suplantación de identidad también ha sido una de las lacras mayores desde que el uso de internet se generalizó. Con ello, el delincuente se ampara en los datos de otra persona para hacerse pasar por ella con el amparo de la pantalla del ordenador, y obtener así un rédito económico en forma de artículos o dinero.

La red de redes sigue con su imparable crecimiento. Por ello, no se debe dejar de lado la lucha que se debe tener frente a las malas prácticas.

Centinue Reading
Publicidad