Cennect with us

Opiniones

Déjà vu policial con el asesinato de Leslie Rosado

Publicado

en

Por Israel López.- 

El brutal asesinato de la arquitecta Leslie Rosado, de 35 años, ha indignado a toda la sociedad dominicana.

La población no ha salido de la sorpresa de este hecho sangrienta e indignante cometido por un miembro de la Policía Nacional el pasado domingo 3 de octubre.

Como una historia para un guión de película de Hollywood, que explota en las redes sociales minutos después de caer asesinada en Bocha Chica la joven profesional.

Leslie Rosado fue asesinada por el cabo Janli Disla Batista casi a quemarropa, en presencia de una hija de 16 años que viajaba con ella en el vehículo. Un disparo mortal en la cabeza le segó la vida.

La arquitecta estaba casada con el ingeniero Javier Martínez y deja en la orfandad a tres niños. Según informaciones no confirmadas, tenía 4 meses de embarazo.

La versión que ha dado el victimario parece que está muy alejada de la realidad, debido a que según las informaciones del fiscal actuante en el caso, Milcíades Guzmán, lo dicho por el agente no cuadra con la escena del crimen, al tiempo que aseguró que los impactos de balas que tiene la yipeta muestran que hubo una persecución y una agresión consciente que culminó en la muerte de la joven.

Hay que recordar que, para finales de marzo de este mismo año, pasó un hecho similar con la pareja de esposos cristianos que sacudió a la sociedad dominicana.

Este hecho ocurrió en el kilometro 45 de la Autopista Duarte, próximo a Villa Altagracia, cuando una patrulla de la Policía Nacional acribilló a balazos a una pareja de esposos evangélicos, Elisa Muñoz, de 33 años, y Joel Díaz, de 37.

Supuestamente los agentes buscaban a unos delincuentes que estaban fuertemente armados.

La indignación fue tan grande al igual que el caso reciente, que el presidente Luis Abinader pidió perdón a la sociedad dominicana.

Todos nos seguimos preguntando, cuándo cambiará el accionar de una gran parte de los miembros de los miembros de la Policía, cuya misión es proteger y salvaguardar la integridad de la población, no para matar a personas inocentes.

Es tan sencillo implementar un protocolo de abordar a los ciudadanos que no sea con violencia e intimidación, y mucho menos llegar al salvajismo de matar a sangre fría a ciudadanos, como ocurrió con la arquitecta Leslie Rosado y con la pareja de esposos cristianos Elisa Muñoz y Joel Díaz.

Ahora hay una mujer que era productiva, valiosa, madre de 3 niños y con un hogar, muerta, con toda su familia destrozada y la sociedad profundamente conmovida.

Después de todo lo narrado, hay que seguir insistiendo en que se realice ya una verdadera transformación o profilaxis de la Policía Nacional,  para hechos como estos, que generan tanta indignación, no sigan ocurriendo en la República Dominicana.

 

Centinue Reading
Publicidad