Cennect with us

Opiniones

Afganos, talibanes, barbas, burkas(1) y metralletas

Publicado

en

Por Antonio García Fuentes.-

Recordemos “unas pinceladas o brochazos de la repelente historia del mono humano”. El judaísmo lo copian de la Mesopotamia cuando aquellos judíos, los llevan allí como esclavos; y donde; “la justicia primera, fue el ojo por ojo y diente por diente”. Tras ello, el judío Jesucristo, reevoluciona las creencias y predica el “amor al prójimo y que la verdad nos hará libres” (dos utopías) ; por lo que es crucificado y ni los romanos, que “lo escriben todo en su historia”, en principio le dan la más somera importancia; salvo cuando Nerón incendia Roma y se ensaña con aquellos primeros cristianos, de lo que se hace eco, Tácito en sus “Anales”; y en los que despectivamente, los valora (2);pero el Cristianismo avanza y siglos después, logra ser instituido como religión del imperio, por el emperador Teodosio (3). Va creciendo “el Cristianismo”, pero va degenerando y creando disensiones o separatismos múltiples, porque; “una cosa es el cielo y otra muy diferente, la tierra y sus apetitos”.

Y es debido a todos estos hechos; cómo aparece Mahoma y su Islam, que curiosamente, reconoce a Cristo y otras “cosas” del Cristianismo; pero ya no es sólo una religión, sino que impone, una norma general de convivencia y una política militar, incluido, “el cree o muere”; y más o menos, es lo que una parte de los que se dicen, “musulmanes, hoy”, quieren volvernos al siglo de Mahoma; o sea volvernos atrás, catorce siglos y sin paliativos, puesto que no olvidemos, que las consignas de Mahoma, eran “conquistar todo el mundo”; y si bien, hay muchos musulmanes que quieren evolucionar, pero los fanáticos, “no sólo quieren parar al planeta, sino retrocederlo como antes digo”; y nó, el tiempo no retrocede, ni la evolución a “la reevolución” iniciada por Cristo tampoco; pero para entender a aquel profeta, hay que primero, “leer y meditar sobre su Sermón del Monte; que está en el Evangelio de San Mateo y en cualquier Biblia que en realidad lo sea de verdad”; y allí está claro, clarísimo, que es; no sólo difícil sino dificilísimo o casi imposible, ser cristiano tal como quería el autor, del que se considera; “el mejor discurso de todos los tiempos”; por tanto léalo el interesado y que luego hable.

Por todo ello, los fanáticos “talibanes” (y cualquier otro fanatismo religioso, incluido el que padeció el Cristianismo y que aún colea) son una plaga más, que el amparo de lo que dicen defender; seguro que muchos de ellos y como suele ocurrir; “lo que tratan es de darse la vida padre a costa de los siervos que controlen”.

Pero dicho todo ello, reconozcamos también lo que nos trajo aquel primer “islamismo”, que curiosamente donde más destacó fue en mi tierra; o sea Andalucía hoy,  y en su “Califato de Córdoba”; que fue el II en la historia del Islam y que aquí, “unido indudablemente a la civilización que aquí había debida a largos siglos de vivencias propias y acumuladas por varias invasiones”; resultó aquel brillante Califato, que es para mí, donde en verdad se inicia, el verdadero “Renacimiento de la muy atrasada Europa, que al desaparecer el Imperio Romano, quedó en la miseria más miserable que ha soportado el continente”.

Y digo todo esto y muy concentrado, por cuanto aquellos musulmanes, nos traen, desde “el cero” (4) (desconocido por los romanos, griegos y otros mucho más antiguos) hasta el “alcohol”, prohibido por la religión musulmana”, pero que aquí en Andalucía, aquellos cultos musulmanes, bebían vino como se ha bebido en Andalucía, desde que aquí se plantaron vides y se estrujaron sus uvas; e incluso cantaron en sentidos poemas, al vino (supongo que también al jamón y las delicias de la carne del prohibido cerdo); puesto que aquellos, cultos y “sensitivos”, musulmanes, tenían lengua para hablar, pero también para paladear, “los dátiles que nos trajeron”, pero también, los muchos manjares que encontraron en, “su Al-Ándalus”; así es que y resumiendo; que trajeron mucho, pero que aquí completaron lo que llegó a ser el Islam en el mundo en su máximo esplendor, tras el que les viene su decadencia.

Pero también nos enriquecen el idioma , legándonos incluso “millares de palabras”, que hoy nutren nuestro “riquísimo Español”, segunda lengua mundial (“primera en expresar los sentires del ser humano”) y que inexplicablemente, muchos, “tontos o idiotas españoles, aún lo combaten, incluso queriéndonos convencer, de que el Español de hoy, es “el castellano” de ayer”; y eso es como comparar, “las carabelas de los Pinzones, que llevaron a Colón… con los modernísimos barcos trasatlánticos, en que hoy se viaja a todo lujo, si bien, enlatados como las sardinas en lata”; puesto que no sólo fue “el moro” el que enriqueció nuestra ancestral habla, sino que también, del primer viaje de Colón, ya nos trae, de la que después, se conoció como América, tres nuevas palabras… “Canoa, cacique y hamaca”; (Y que aquel castellano, que como “reliquia necesaria”, conservan y mantienen los judíos Sefarditas o Sefardíes, que se lo llevaron con ellos, también en 1492). También nos vendrían muchas otras palabras del enorme imperio español y “sus colonias”; por lo tanto, “lo de castellano”, simplemente es el origen.

Volvamos a “los talibanes” y otros muchos fanáticos.

Por todo ello y mucho más que se puede añadir… ¿Qué hacer con los talibanes que se han adueñado del por otra parte muy rico Afganistán? Pues a la vista que ni rusos del imperio zarista, ni ingleses del imperio británico, ni comunistas de la “URSS”; ni del nuevo imperio norteamericano; que nada pudieron con aquellos y estos afganos; yo pienso que mejor dejarlos con, “su opio y minerales, amén de otras riquezas”; y que ellos se surtan de sus riquezas, como puedan, y no nos preocupemos si les faltan, “herramientas, medicinas, u otras cosas de primera necesidad”; “que se las facilite su Islam intransigente” y “santas pascuas que decimos en Andalucía”; lo que estoy seguro es que armas para matar, no les van a faltar, no hay nada más que verlos, como las lucen cuando salen “luciendo su poder mahometano”; así es que allá ellos. Pero observando “a los chinos” que ya les ayudan, pues qué le vamos a hacer, que se entiendan con los chinos… “pero la vida en esta mierda de planeta es así, el negocio es el negocio, y la panza y el bolsillo, es antes que todo”. Amén.

(1) Burka: es el tipo de prenda menos común en el mundo islámico y también la más polémica. Se trata de una prenda que cubre el cuerpo de la mujer desde la cabeza hasta los pies, tapando incluso los ojos, que quedan detrás de una malla. Lo que es igual a una “celda medieval” ambulante.

(2) “En consecuencia, para deshacerse de los rumores, Nerón culpó e infligió las torturas más exquisitas a una clase odiada por sus abominaciones, quienes eran llamados cristianos por el populacho. Cristo, de quien el nombre tuvo su origen, sufrió la pena máxima durante el reinado de Tiberio a manos de uno de nuestros procuradores, Poncio Pilato, y la superstición muy maliciosa, de este modo sofocada por el momento, de nuevo estalló no solamente en Judea, la primera fuente del mal, sino incluso en Roma, donde todas las cosas espantosas y vergonzosas de todas partes del mundo confluyen y se popularizan. En consecuencia, el arresto se hizo en primer lugar a quienes se declararon culpables; a continuación, por su información, una inmensa multitud fue condenada, no tanto por el delito de incendiar de la ciudad como por su odio contra la humanidad”.

(3) El 27 febrero del año 380, el cristianismo se convirtió en la religión exclusiva del Imperio Romano por un decreto del emperador Teodosio, lo que tuvo trascendentales consecuencias.

(4) El cero es un invento relativamente moderno. No lo conocían ni babilonios, ni chinos, ni egipcios ni las civilizaciones mediterráneas, como griegos o romanos, que utilizaban sistemas de numeración agregativos. Fueron los hindúes y como la más vieja de las civilizaciones, a quienes se les atribuye, si bien después de Cristo. Y es de donde lo copian los musulmanes y lo añaden a su cultura, transmitiéndolo a la Occidental.

Centinue Reading
Publicidad