Cennect with us

Opiniones

José Francisco Peña Gómez, ¡inolvidable! (3)

Publicado

en

POR CARLOS NINA GOMEZ

José Francisco Peña Gómez, con un incuestionable liderazgo, puso a «temblar» a  los sectores más poderosos de República Dominicana. Poderosos doble porque abarcaban los planos económico y político.

Como la historia sigue, sin que nadie la pueda distorsionar, Peña Gómez llegó a lidiar -en condiciones desiguales- con jerarcas del poder omnímodo (¿?) cuyos fieros representantes nunca imaginaron que  podían ser derrotados.

Un detalle que no debe faltar en este trabajo: Juan Bosch, quien emergió como el sensacional líder del histórico PRD -organización nacida en 1939, pero que el 5 de julio de 1961 debe ser reconocida como  la fecha real de su despegue en las lides políticas nacionales-, tuvo serias diferencias a lo interno.

La lucha intestina del PRD, que se agudizó por la radical posición ideológica de Bosch, explosionó  tan alta que produjo su división.  Bosch formó tienda aparte y casi de inmediato (en 1973) organizó el pequeño Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Tras la ida de Bosch, quien seguía siendo un gran líder y con la estatura de haber sido Presidente de la República, parecía que el PRD se desmoronaba, que se iba hacia el abismo… ¡porque se había ido su gran timonel!

La antorcha del liderazgo en el partido blanco -aunque no se la pasó Bosch- fue tomada por Peña Gómez y como secretario general de la organización se convirtió en la figura emergente para que el perredeísmo comenzara a trillar el camino de llegar al poder.

Cinco años después de la ida de Bosch, el PRD -con Antonio Guzmán como candidato- salió airoso en las elecciones del 16 de mayo de 1978. Peña Gómez, con su gran liderazgo, fue el forjador del triunfo.

El gran líder negro, aunque no fue beneficiario de las miles del poder durante el mandato de Guzmán,  se mantuvo firme al frente del PRD. Y lo volvió a llevar al Palacio Nacional en 1982 tras Jorge Blanco ganar los nuevos comicios celebrados ese año.

El espacio no alcanza para narrar la larga historia del PRD, con su mítico líder a la cabeza…quedan historias negativas que contar como las registradas en 1986 y 1990. En 1990, por serias diferencias internas, Peña Gómez tuvo que irse y fundar el Bloque Institucional Socialdemócrata (BIS).

Esa aguda crisis fue aprovechada por Joaquín Balaguer quien, en la consulta electoral de 1990, ganó de nuevo la reelección, aunque producto de un fraude  colosal. Esos comicios, según analistas, fueron claramente ganados por el PLD que tuvo como candidato a Bosch.

Continuará

Centinue Reading
Publicidad