Cennect with us

Opiniones

El periodismo de ahora y la verdad siempre (1)

Publicado

en

 POR CARLOS NINA GOMEZ
([email protected])

¿Cómo podríamos definir el vocablo periodismo? Si la pregunta se le formula a un periodista que, lógicamente, conoce al dedillo cómo se ejerce esta profesión, la respuesta es fácil.

Veteranos académicos del periodismo, que imparten sus cátedras, pueden ser calificados como forjadores de periodistas que al salir de las aulas ponen en práctica, con eficiencia y profesionalidad,  las enseñanzas aprendidas.

Antes de entrar en el desarrollo de este trabajo, que tal vez llegue a una serie de cuatro o cinco  entregas y cuyo objetivo es concienciar a los redactores  -periodistas o reporteros que laboran en la llamada «época del conocimiento, pero que al mismo tiempo ejercen en una etapa que está «envuelta» en una constante convulsión en los medios de comunicación-, definamos con clara certeza qué es el periodismo.

 A propósito, debo precisar  -y es una nueva reiteración-  la singular máxima que nos dejó para nunca olvidar el laureado escritor y periodista colombiano Gabriel García Márquez (Premio Nobel de Literatura 1982). Esta es su lapidaria frase, y que ha sido aceptada con un buen bautismo: El «periodismo es el mejor oficio del mundo».

La respuesta a la interrogante que sirve de introito a este artículo, es la siguiente: Periodismo es la manera de informar los hechos tal y como ocurren…darlos a conocer clara, sin  nunca tergiversar la verdad y, por vía de consecuencia, respetar sus postulados, principios y ética que norman su pleno ejercicio profesional. Es la definición de quien escribe.

Desde luego, catedráticos acreditados del periodismo, con vasta experiencia en su rol  de forjadores de miles de periodistas que han sido formados en las aulas universitarias  y en institutos técnicos,  podrían tener una opinión  contraria a la nuestra, pero -creo- sin contrastar con su esencia o «ideal central». ¿Qué les parece? Anotar que un selecto grupo (amplio) de periodistas que labora en estos tiempos -además de su probada capacidad en el plano de redacción y talento- reúne las suficientes condiciones para que se les endilgue el calificativo de respetuosos. ¡Porque además respetan, en función de un serio trabajo comunicacional, nuestra noble profesión!

Tengo la convicción, y lo he expuesto en otros trabajos, que el ejercicio del periodismo en República Dominicana, a pesar de sus “naturales debilidades”, sigue siendo un ente de credibilidad.

 Me refiero a la credibilidad aprobada por el Soberano. El ejercicio del periodismo local, en todas las áreas, se apoya en el respeto por parte del Estado de las libertades públicas y de expresión del pensamiento.

Continuará…

Carlos Nina Gómez es periodista, escritor y analista político.

Centinue Reading
Publicidad