Cennect with us

Opiniones

Reactivación política en San Cristóbal

Publicado

en

POR JOSE PIMENTEL MUÑOZ (*)
([email protected])

 En San Cristóbal, como en todo el territorio nacional, la actividad política está dando señales de reactivación al iniciarse la cuenta regresiva a las elecciones del 2024.
Esas señales se perciben en los tres principales litorales del momento: el Partido Revolucionario Moderno (PRM), el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el Partido Fuerza del Pueblo (FP).
Por ahora concentrémonos en los dos últimos, que como se sabe están íntimamente ligados, ya que uno es desprendimiento del otro y se gestiona afanosamente una alianza con miras a los próximos comicios.
Lo más  novedoso que ocurre en el PLD es la tirada «calle al medio» -como se dice popularmente-  de Demetrio Lluberes Vizcaíno a la búsqueda de la candidatura a senador. 
A quienes no lo conocen, es conveniente decirle que Lluberes es el ex administrador de la poderosa Empresa de Generación Hidroeléctrica Dominicana (Egehid), quien apoyándose en el cargo estableció un liderazgo en una parte de la provincia, principalmente en Yaguate y Cambita Garabitos.  

Franklin Rodríguez: ¿Canciller?

Lluberes es el esposo de la alcalde municipal de Yaguate, Rosa Peña, a quien impulsó desde su posición en Egehid y está en un segundo período. Peña, de escasa presencia y resonancia pública en las actividades oficiales de San Cristóbal, es graduada universitaria en contabilidad.   Con poco mas de 50 años de edad, ingeniero electromecánico, nativo de Las Mercedes, Yaguate, Lluberes Vizcaino dirigió Egehid durante  casi los ocho años  de la presidencia de Danilo Medina.
Hasta ahora no se sabe de otros aspirantes a la candidatura senatorial  dentro del PLD de San Cristóbal, cuyos dirigentes más sentidos son Moisés Domínguez, Andrés de las Mercedes, Julio César Díaz, Nelson Guillén y el propio Lluberes.
 Después de las elecciones del 2020 el cargo de senador está en manos de Franklyn Rodríguez Garabitos, joven cambitero ardiente militante del Partido Fuerza del Pueblo (FP), quien fue impulsado al mismo por un pacto especial (que se dio en determinadas demarcaciones) entre ese grupo y el PRM.

Demetrio Lluberes: ¿Senador?

Pero Rodríguez Garabitos no está en procura de repetir en el cargo, sino en obtener un alto puesto en un gobierno de su ídolo Leonel Fernández en caso de que éste alcance la jefatura del Estado en las elecciones del 2024, según me han confiado conocedores de las interioridades políticas sancristoberas.
A Rodríguez Garabitos se le atribuye soñar con ser Canciller de la república o ministro de Educación valiéndose de sus relaciones estrechas con Fernández, en cuyo vehículo se le ha visto llegar a algunas actividades.    
Actualmente -se afirma- las actividades en San Cristóbal de la FP están siendo coordinadas por Orlando Espinosa, ex diputado y German Martínez, del sector magisterial, ambos de poca trascendencia pública.
En el interín, ha llamado la atención que otro ex administrador de Egehid. Rafael Suero, residente en Hatillo -quien procuró sin éxito ser a diputado en las pasadas elecciones en la boleta  de FP- haya anunciado previamente declinar volver al terreno de las aspiraciones.
Hombre de pocas palabras y de limitada vida pública, Suero fue jefe de Egehid en uno de los períodos de Leonel Fernández, a cuyo grupo pertenece ahora y su esposa,  Josefina Tamarez, fue regidora y diputada en dos períodos. 
Su renuncia a las aspiraciones personales obedece, se asegura, a que ahora su mayor aspiración personal es que Tamarez  obtenga la sindicatura del municipio de San Cristóbal.  

(*) El autor es periodista.

Centinue Reading
Publicidad